Compañías alegan que firma adjudicada incumple requisitos para asumir proyecto

Por: Alberto Barrantes C. 24 enero, 2015
La Escuela Mata de Plátano en Goicoechea, San José, es uno de los dos únicos proyectos que avanzan con el fideicomiso educativo MEP-BID, que administra el Banco Nacional de Costa Rica. A la fecha, tres empresas apelaron la adjudicación a una firma constructora. | EYLEEN VARGAS.
La Escuela Mata de Plátano en Goicoechea, San José, es uno de los dos únicos proyectos que avanzan con el fideicomiso educativo MEP-BID, que administra el Banco Nacional de Costa Rica. A la fecha, tres empresas apelaron la adjudicación a una firma constructora. | EYLEEN VARGAS.

Unos 43.000 estudiantes seguirán recibiendo lecciones en aulas en mal estado, debido al nulo avance del fideicomiso educativo MEP-BID, que promete construir y reparar 77 centros educativos y 24 espacios deportivos.

El atraso para ejecutar los ¢85.000 millones de crédito que otorgó el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), desde el 2013, se debe a tres apelaciones que hacen fila en la Contraloría General de la República (CGR).

Tres compañías consultoras impugnan la adjudicación que hizo el Banco Nacional (administrador del fideicomiso), en noviembre del 2014, a la firma Studio Calvi LTD, para asumir como unidad ejecutora del proyecto educativo.

La unidad ejecutora es la encargada de la gestión administrativa, técnica, legal, financiera y legal del programa para construir las 79 instituciones (dos sí empezarán su construcción).

Por esas funciones, la compañía Studio Calvi LTD recibiría un pago de más de ¢2.500 millones.

Las tres empresas que apelaron la selección son Sigma S.A. (Novatecnia), SGS Consultores y Ernst & Young- junto con Industria Consultora del Poás S. A.

“Hasta que eso no se resuelva, se seguirá afectando a miles de niños que necesitan la construcción de esas aulas nuevas, porque son centros de atención prioritaria”, dijo Eduardo Pineda, director del fideicomiso del Ministerio de Educación Pública (MEP).

Este año, solo las escuelas de San Isidro, en León Cortés, y Mata de Plátano, en Goicoechea, verán avances en las obras, porque ya tenían el terreno y los planos.

En contra. Las apelaciones de las tres compañías se sustentan en que el Banco Nacional de Costa Rica (BN) adjudicó como unidad ejecutora a Studio Calvi LTD sin que reuniera los requisitos del cartel de licitación.

“La empresa adjudicada incumple con dos proyectos de infraestructura conforme lo requerido por el cartel. Tampoco tiene los requisitos de analistas en ingeniería y ciencias económicas”, detalló Evangelina Avendaño, representante de Ernst & Young en la apelación ante la CGR.

El BN afirmó que esperarán el criterio del ente contralor y que tomarán acciones paralelas para agilizar la coordinación de otras tareas entre el MEP y el banco .

“El banco desconoce que la empresa adjudicada incumpliera con algún requisito. La Contraloría realiza los análisis y aún no se cuenta con una resolución de esta entidad”, afirmó Carolina Villalobos, directora de la Dirección Fiduciaria del BN.

La CGR recibió el primer reclamo el 15 de diciembre del 2014, de Sigma S.A. (Novatecnia), bajo la representación de Julio Cedeño. En el documento público denuncian falta de atestado de la firma seleccionada.

“Consorcio Studio Calvi LT no demuestra sus atestados ni la experiencia en proyectos de este tipo. No tienen residencia fija en Costa Rica y los currículos de sus especialistas no reúnen todos los requisitos que exigía el cartel de licitación del Banco Nacional”, señaló Cedeño.

El fideicomiso educativo no constituye la totalidad de la inversión del MEP en infraestructura, sino que es una herramienta que complementa el presupuesto ordinario, que este año ronda los ¢73.500 millones.

Los planes más costosos son 4 colegios técnicos profesionales (CTP) en Alajuelita, La Carpio y Hatillo (San José), y Belén (Heredia), de ¢3.500 millones cada uno.

El que beneficiará a más alumnos es la Escuela Finca La Caja, en La Carpio, San José, la cual tiene una matrícula de 1.900 niños.

Los 79 centros educativos seleccionados son prioritarios debido al estado deplorable en el que se encuentran sus aulas.