Por: Daniela Cerdas E. 13 agosto

Ángelo Ramírez, de 17 años, sabe que necesita continuar con sus estudios en el colegio porque ya no solo tiene que ver por él si no por su hija, de apenas un año.

Vive en Carrizal de Alajuela, y únicamente tiene la primaria completa. No continuó con el colegio luego de haber terminado la escuela.

El año pasado fue su primer intento por comenzar el sétimo año; sin embargo, un accidente de tránsito que tuvo al viajar en una motocicleta, unas horas después de que su bebé nació, lo envió al hospital y lo mantuvo internado por un mes. No pudo continuar en el colegio.

Tiempo después, volvió a intentar sacar su sétimo año, pero la necesidad de trabajar para mantener a su hija, se lo impidió, según cuenta.

Actualmente, él se dedica a vender maní. Eso apenas le alcanza para cubrir los gastos básicos de él, su hija y su novia con la que vive en unión libre.

“Nadie me quiere dar trabajo. No pude seguir estudiando por falta de dinero para pasajes y para sacar la casa adelante, la comida, las cosas de mi hija”, narró Ramírez.

El joven dijo que su sueño ha sido ser mecánico. El 9 de agosto fue a una cita en el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) para intentar ingresar y aprender el oficio a fin de mejorar sus ingresos.

“Estoy esperando que me llamen del INA para ver si me dan la oportunidad de estudiar. Me gustaría tener un tallercito, si Dios lo permite; mi hija tiene un año y ahí vamos saliendo adelante.

“Me gustaría sacar el colegio, pero ahora cuesta tanto , más uno que es jefe de hogar”, explicó el joven.