Por: Alberto Barrantes C. 31 julio, 2014
Nicolle Hidalgo, del Colegio Valley Forge, en Tibás, visitó uno de los puestos de información de Odontología en la feria Expo Calidad. | JEFFREY ZAMORA
Nicolle Hidalgo, del Colegio Valley Forge, en Tibás, visitó uno de los puestos de información de Odontología en la feria Expo Calidad. | JEFFREY ZAMORA

De 54 carreras que se han sometido al proceso de revisión de calidad del Sistema Nacional de Acreditación de la Educación Superior (Sinaes) en los últimos tres años, 35% (19) no fueron acreditadas.

Ello se debe a que presentan debilidades en sus planes de estudio, en cuanto a docentes o a que el estándar no se ajusta a las condiciones que exigen las tendencias internacionales en esos campos.

Las ramas académicas con más acreditaciones son educación, ingenierías (Computación e Informática) y ciencias de la salud.

“La acreditación de la carrera se ha convertido en un elemento importante en la toma de decisiones de los jóvenes y hay un contagio positivo de las universidades en buscar que sus carreras cuenten con el sello de calidad”, dijo Arturo Jofré, vicepresidente del Sinaes.

Entrar al proceso de acreditación cuesta unos $9.000 (¢4,5 millones), más el monto que asuma cada unidad académica para realizar las mejoras que necesite y dar la talla en el proceso de evaluación.

“El tiempo de evaluación varía. Todo el proceso no dura menos de un año y medio. Hay una etapa de autoevaluación y otra que corresponde al Sinaes y a evaluadores internacionales”, agregó Jofré.

En total, hay 86 carreras acreditadas en todo el país. El 67% corresponde a las universidades públicas y 33% a universidades privadas.

Feria. Para dar a conocer cuáles son las carreras que tienen el sello de calidad, el Sinaes colocó puestos de información en el Estadio Nacional, en La Sabana, donde los estudiantes consultan sobre becas, ofertas académicas y costos de las materias en las universidades.

La feria Expo Calidad está abierta para estudiantes de secundaria desde ayer y hasta hoy, desde las 8 a. m. hasta las 5 p. m.

En la actividad, el Colegio de Profesionales en Orientación ofrece guías vocacionales para el proceso de selección de carrera.

Entre las ventajas que ofrecen las carreras universitarias acreditadas se encuentra la prioridad de contratación que tienen los profesionales en el sector público, según la Dirección de Servicio Civil.

“Una carrera acreditada implica más oportunidades; uno se garantiza que va a una carrera con las materias adecuadas y buenos profesores”, manifestó Jeancarlo Solano, estudiante de quinto año.