Por: Aarón Sequeira 17 septiembre, 2015
Los diputados de la subcomisión de Hacendarios estudian el Presupuesto Nacional para el 2016.
Los diputados de la subcomisión de Hacendarios estudian el Presupuesto Nacional para el 2016.

Los diputados de la subcomisión de Hacendarios de la Asamblea Legislativa le recortaron ¢4.000 millones al Presupuesto del Poder Judicial para el próximo año, en una sesión de ese foro anoche.

Las rebajas al plan de gastos del Poder Judicial se aprobaron dos semanas después de que el Gobierno presentara el proyecto de Ley de Presupuesto Ordinario de la República para el 2016, bajo el alegato de que el 97% de los recortes se aplicaron solamente en el Poder Ejecutivo.

Las reducciones más fuertes que hicieron los diputados en la solicitud de gastos de la Corte Suprema de Justicia se dan en alquileres de edificios y equipos de cómputo, en pago de suplencias, en tiquetes aéres, viáticos para viajes al exterior, el pago de suplencias en todos los órganos judiciales, así como la construcción de edificios.

En compra de edificios, la reducción acordada con la presidenta de la Corte, Zarela Villanueva, fue por ¢363 millones, mientras que en alquileres (edificios, locales y terrenos) le quitaron ¢500 millones a lo solicitado para el próximo año.

La rebaja para gastos en actividades protocolarias y sociales asciende a ¢59 millones, mientras que en tiquetes aéreos se recortan ¢32 millones y en viáticos para el exterior se le baja al presupuesto ¢33 millones.

El análisis en la subcomisión hacendaria es la primera etapa que cumple el plan de gastos del Gobierno para el próximo año. En la sesión del miércoles por la noche también se discutió una moción del diputado Ottón Solís, del Partido Acción Ciudadana (PAC), que planteaba el recorte de la partida para el pago de anualidades en más de ¢12.000 millones.

El Presupuesto total del 2016 solicitado por la administración de Luis Guillermo Solís es por ¢8 billones, un 0,5% más que el vigente, de ¢7,9 billones.

Además de las reducciones, se aprobaron cambios en los destinos de las trasnferencias para las municipalidades.

El plan de gastos para el Gobierno debe estar aprobado, en primer debate, en el plenario legislativo el 27 de noviembre y en segundo debate el 29 de ese mes.