Comisión se integra con tres congresistas y tendría un corto plazo para rendir informe

Por: Aarón Sequeira 9 julio, 2014
En setiembre del 2013, el magistrado de la Sala Primera, Óscar González, dio una conferencia de prensa en la que aseguró que las acusaciones en su contra eran parte de un chantaje. En ese momento el juez dijo que desde el 2010 había recibido correos anónimos en los que le advertían de que sería denunciado por acoso sexual. | ARCHIVO.
En setiembre del 2013, el magistrado de la Sala Primera, Óscar González, dio una conferencia de prensa en la que aseguró que las acusaciones en su contra eran parte de un chantaje. En ese momento el juez dijo que desde el 2010 había recibido correos anónimos en los que le advertían de que sería denunciado por acoso sexual. | ARCHIVO.

Los diputados crearán una comisión legislativa para destituir o no al magistrado de la Sala Primera, Óscar González, acusado de violación a una subalterna de la Corte Suprema de Justicia.

El presidente del Congreso, Henry Mora, leyó esta mañana una resolución para atender la solicitud de los magistrados de quitarle la magistratura a González, petición hecha desde el periodo legislativo anterior.

En su resolución, el jerarca legislativo dio un plazo de cinco días hábiles a la comisión a partrid de que se instale, para rendir un informe al plenario sobre la procedencia o no de quitar al magistrado.

La premura en el estudio del asunto se debe, según Mora, a que él podría acogerse a la jubilación muy pronto.

El diputado Mora explicó que la comisión se integrará por tres diputados de diferentes partidos políticos.

La resolución se aprobó por los votos de los 53 diputados presentes en el plenario a las 11:30 a. m. de esta mañana.

En setiembre del 2013, la Fiscalía acusó a González de seis delitos de violación y uno de tentativa de violación contra la juzgadora de la materia contenciosa-administrativa, Priscila Quirós, quien era su subalterna y con quien, al parecer, tuvo una relación amorosa tiempo atrás.

Según el presidente del Congreso, una resolución de la Sala Constitucional permite a los diputados declarar como secreta la sesión del plenario en que se conozca el informe sobre el asunto del magistrado acusado de violación.

Aunque el Partido Liberación Nacional (PLN) estuvo a favor de la inicitiva, la diputada Maureen Clarke aseguró que se debía reducir el tiempo a la comisión, pues originalmente se establecía en 30 días naturales.

El jefe de fracción del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Rafael Ortiz, alertó de que el magistrado González se acoge a la pensión el 1.º de agosto, por lo que también solicitó acortar el tiempo para que la comisión emita su informe.

Mientras tanto, el socialcristiano Jorge Rodríguez dijo que le preocupa que se dilate el proceso al hacerse una comisión, si ya la Corte Suprema de Justicia tomó una decisión y solamente pidió al Congreso avalar o no la destitución, y no enviarlo a un foro legislativo.

Gerardo Vargas, jefe de fracción del Frente Amplio, y Mario Redondo, de Alianza Demócrata Cristiana (ADC), atacaron directamente a los legisladores del periodo anterior, quienes aplazaron la decisión casi durante seis meses, pese a la solicitud de los magistrados.

La frenteamplista Patricia Mora y las legisladoras del Partido Acción Ciudadana (PAC) Emilia Molina y Epsy Campbell, criticaron que se haya atrasado tanto un proceso que podría dejar en la impunidad a Óscar González, pese a la acusación por violación contra una mujer.