Proyecto plantea una disminución en los ingresos por ¢156 millones

Por: Alexandra Araya M. 22 octubre, 2013
La Comisión Permanente de Hacendarios de la Asamblea Legislativa dictaminó segundo presupuesto extraordinario.
La Comisión Permanente de Hacendarios de la Asamblea Legislativa dictaminó segundo presupuesto extraordinario.

La Comisión Permanente de Asuntos Hacendarios de la Asamblea Legislativa dictaminó este martes el segundo presupuesto extraordinario 2013, el cual busca modificar los ingresos de este año para ajustar las autorizaciones de egresos y rebalancear las fuentes de financiamiento.

El proyecto, bajo el expediente 18.944, contó con el voto de seis legisladores a favor y dos en contra y contempla una rebaja de ¢156 millones para cubrir la disminución en los ingresos.

Antes de la votación del proyecto, el ministro a.i. de Hacienda, José Luis Araya, explicó que la procedencia de las rebajas se aplicó en varios ministerios del Gobierno Central e instituciones descentralizadas.

Araya detalló que la deducción proviene de los ministerios de Hacienda por ¢600 millones y Educación por ¢1.950 millones, así como ¢131.000 millones de los regímenes de pensiones y ¢124.000 millones de la amortización de la deuda.

Las rebajas permitirán cubrir indemnizaciones y un ajuste a las universidades tras una negociación con esos centros de educación, el pago de salarios a empleados del Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU) y el pago de intereses de la deuda.

La Contraloría General de la República revisó las cifras de ingresos incluidas en el presupuesto para el año 2013, las cuales se estimaron inicialmente en ¢3.663.399 millones; sin embargo, el órgano contralor las reestimó en ¢3.506.466 millones, lo que origina una reducción de ¢156.932.5 millones.

También se incorporan ¢2.541 millones, por reintegros efectuados por la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), la variación neta es de ¢154.391 millones.

La diputada liberacionista Sianny Villalobos destacó que la Comisión de Hacendarios dictaminó el proyecto en menos de una semana desde que se envió al Congreso.

El proyecto pasará al plenario de la Asamblea Legislativa para su votación final.