Legisladores Gerardo Vargas Rojas, Luis Vásquez y William Alvarado fueron observadores del proceso electoral venezolano, invitados por la Organización Demócrata Cristiana de América y la Mesa de la Unidad Democrática

Por: Aarón Sequeira 10 diciembre, 2015
Los diputados Gerardo Vargas Rojas, Luis Vásquez y William Alvarado, del PUSC, dicen que su paso por Venezuela para observar las elecciones legislativas tuvo poco apoyo del gobierno de Luis Guillermo Solís. Junto con ellos, el secretario de la Organización Demócrata Cristiana de América, Francisco Jara.
Los diputados Gerardo Vargas Rojas, Luis Vásquez y William Alvarado, del PUSC, dicen que su paso por Venezuela para observar las elecciones legislativas tuvo poco apoyo del gobierno de Luis Guillermo Solís. Junto con ellos, el secretario de la Organización Demócrata Cristiana de América, Francisco Jara.

Los diputados Gerardo Vargas Rojas, Luis Vásquez y William Alvarado, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), afirmaron esta mañana en conferencia de prensa que resienten el trato recibido por el Go0bierno de Luis Guillermo Solís durante su estadía en Venezuela, para observar el proceso electoral allí.

Los congresistas viajaron al país suramericano invitados por la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA) y por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), alianza que obtuvo 112 escaños en los comicios legislativos, o sea la mayoría calificada.

"Al embajador ni lo conocimos, aunque iba una misión de tres diputados, incluido el vicepresidente de la Asamblea Legislativa (Vásquez). Debió al menos presentarse", explicó Vargas.

La Nación consultó a la Cancillería sobre la misión diplomática que representa a Costa Rica en Venezuela y la oficina de prensa de ese ministerio indicó al frente de la misión se encuentra la encargada de negocios, Ana Patricia Villalobos.

Se les consultó a los congresistas sobre la posibilidad de que pidan al gobierno de Luis Guillermo Solís enviar una nota de protesta a Caracas, para quejarse por el trato recibido en su gira.

Según Vargas, es difícil hacerlo cuando el propio Gobierno "ni siquiera se preocupó porque alguien nos recibiera allá".

Para Alvarado, sí valdría la pena considerar el reclamo contra el régimen de Nicolás Maduro, más que por el ambiente que sintieron ellos en su contra, por las invectivas en contra de los expresidentes Laura Chinchilla y Miguel Ángel Rodríguez, que también acudieron a las elecciones como invitados de la oposición al régimen gobernante.

"Me parece que es prudente, de por sí que vamos a hacer un informe y lo vamos a enviar al Ejecutivo, y la haremos llegar a través de otros medios", dijo Vásquez.

Alvarado añadió que fueron como observadores y no lograron acreditarse, aunque "se supone que el proceso era transparente, pero sí tenían dudas, por algo no nos dieron las credenciales" del Consejo Nacional Electoral venezolano.

Los parlamentarios criticaron que la máxima expresión de Luis Guillermo Solís sobre el tema de los expresidentes fue un tuit donde dijo que la situación de Chinchilla era "confusa" y que ni siquiera mencionara a Rodríguez Echeverría.

— Luis Guillermo Solís (@luisguillermosr) December 7, 2015

Para los socialcristianos, tanto las actuaciones del Consejo Electoral de ese país como del Gobierno, presionando en centros electorales con amplio apoyo de la oposición y facilitando las fallas técnicas del proceso de votación fueron muchas y muy graves.

Según Alvarado, un sacerdote católico se le acercó a denunciar que, al llegar a un centro de votación, ya se había registrado un voto a su nombre, aunque a una hora en que era imposible, por estar en misa.