Apoyo de cuatro legisladores del PUSC y dos de Renovación Costarricense fueron determinantes para la votación final

Por: Aarón Sequeira 29 noviembre, 2014
Cuatro diputados del PUSC votaron a favor del Presupuesto Nacional del 2015; dos en contra. El PAC, el Frente Amplio, Renovación Costarricense y el PASE ayudaron en la votación afirmativa.
Cuatro diputados del PUSC votaron a favor del Presupuesto Nacional del 2015; dos en contra. El PAC, el Frente Amplio, Renovación Costarricense y el PASE ayudaron en la votación afirmativa.

A las 8:10 p. m. de este sábado 29 de noviembre, los diputados de la Asamblea Legislativa votaron favorablemente, en su trámite de segundo debate, el proyecto de Ley de Presupuesto Ordinario de la República para el Ejercicio Económico del 2015, por ¢7,9 billones.

A favor de la iniciativa estuvieron 27 legisladores, mientras que 22 votaron en contra.

La mayoría del PAC, el Frente Amplio, cuatro del PUSC, los dos de Renovación Costarricense y el del PASE dieron un voto afirmativo.

El PLN, el Movimiento Libertario, dos del PUSC, el de Restauración Nacional y el de la Alianza Demócrata Cristiana votaron de forma negativa.

Discusión tensa. Entre los perdedores de la discusión presupuestaria está el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), bancada que se fraccionó en dos, a favor y en contra del Presupuesto.

Rafael Ortiz, Luis Vásquez, Humberto Vargas y Jorge Rodríguez se unieron al Gobierno en votar a favor del plan de gastos.

Rosibel Barrantes y Gerardo Vargas Rojas, también socialcristianos, votaron en contra, pues estaban a favor de los recortes. William Alvarado y Johnny Leiva estaban fuera del Congreso.

También el Partido Liberación Nacional (PLN) sufrió con la pugna presupuestaria, pues no logró que se aprobaran las rebajas que impulsara.

Ottón ataca al Gobierno. El presidente de Hacendarios y primer diputado en hablar de recortes, Ottón Solís, destacó que se pudiera dar una investigación profunda del Presupuesto Nacional y la posibilidad de votar los recortes.

Eso sí, Solís, último legislador en usar la palabra antes de la votación del Presupuesto, opinió que la estrategia fiscal del Gobierno es irresponsable, pues el ministro de Hacienda, Helio Fallas, dijo que rebajarían el déficit y no lo hicieron en el plan de gastos.

El fundador del PAC también le reclamó al Frente Amplio que le dijera "dictador" en la Comisión de Hacendarios, por su forma de tramitar el proyecto de ley, y no al presidente legislativo, Henry Mora, luego de dar por aprobado en primer debate el Presupuesto del 2015 luego de una votación mayoritaria negativa, 26 diputados en contra frente a 25 a favor.

Números del Presupuesto. El proyecto de Ley de Presupuesto Ordinario de la República para el Ejercicio Económico 2015 es una autorización de gastos por un máximo de ¢7,9 billones.

Entre los gastos, destacan los de ministerios como Seguridad Pública, por ¢237.000 millones, Educación Pública por ¢2,2 billones, Hacienda por ¢116.000 millones, Salud por ¢270.000 millones y Trabajo por ¢387.000 millones.

En cuanto a los otros poderes de la República, el Judicial tiene uno de los presupuestos más gruesos, con ¢403.000 millones, mientras que la Asamblea Legislativa tendrá posibilidad de gastar hasta ¢35.000 millones.

Para el Servicio de la Deuda Pública, el Presupuesto Nacional destina ¢2,6 billones, mientras que las pensiones con cargo a la caja única del Estado se deja una tajada por ¢789.000 millones.

En cuanto a los rubros que se cubren en el Presupuesto, ¢2,2 billones se refieren a transferencias corrientes y ¢334.000 millones para transferencias de capital, así como ¢94.000 millones para compra de bienes duraderos.

Durante el próximo año, el Gobierno central tendrá ¢78.000 millones para comprar materiales y suministros y ¢32.000 millones para el alquiler de edificios, locales y terrenos.

De los gastos más gordos del plan aprobado por los diputados, sin recortes ni reducciones de ningún tipo, está el de las remuneraciones (salarios, dedicación exclusiva, horas extra, anualidades), que se trata de ¢2,3 billones.

Los recortes son historia. Pese a tres meses de discusión en el Congreso, los recortes al Presupuesto quedarán en la historia.

El músculo político que otrora tuviera el fundador del PAC, Ottón Solís, en su partido, no sirvió para hacer los recortes que él quería y propuso por ¢307 mil millones.

El PUSC sí tuvo una victoria, que luego resultó pírrica e ilusoria, cuando en la Comisión de Asuntos Hacendarios lograron que se aprobara rebajas por ¢97.000 millones en gastos directos del Presupuesto (salarios, anualidades, horas extra, alquileres, entre otros) y ¢100.000 millones en aplazamiento del pago de deuda pública.

Esos recortes, al igual que los de ¢40.000 millones propuestos por el Frente Amplio, fracasaron en el plenario el 20 de noviembre, cuando ambos informes fueron votados de forma negativa.

Ni siquiera el recorte planteado por el Gobierno en el informe del diputado Marco Redondo, bajo presión de la oposición, tuvo éxito en el plenario.