Administración del Congreso pidió suspender comisiones y plenario para preparar sesión del 1.º de mayo para los nuevos legisladores

Por: Aarón Sequeira 23 abril, 2014
Los diputados no trabajarán el último día de este periodo legislativo, para facilitar los preparativos para la entrada de los nuevos congresistas.
Los diputados no trabajarán el último día de este periodo legislativo, para facilitar los preparativos para la entrada de los nuevos congresistas.

Los diputados aprobaron anoche una moción para darse libre su último día de labores, el 30 de abril.

La moción establece que ese día no sesione ningún órgano legislativo, desde comisiones dictaminadoras hasta el plenario del Congreso.

Así, el último día de trabajo de los congresistas será el martes 29 de abril, con la sesión plenaria de la tarde.

El jefe de la fracción del Partido Liberación Nacional (PLN), Edgardo Araya, aseguró que la decisión se tomó a petición de la administración del parlamento, la cual solicitó ese día para los preparativos de las sesiones solemnes del 1.º de mayo.

"Hay que hacer los arreglos del 1.º de mayo, desde el cambio de placas (de las curules), la limpieza del plenario, del edificio, las comisiones, el Salón de Expresidentes, la votación unánime. Siempre se ha acostumbrado, por el poco tiempo que se tiene para hacer los arreglos necesarios", explicó Araya.

Los actuales parlamentarios ya iniciaron la limpieza de sus oficinas para entregarlas a los nuevos congresistas.

Cada uno deberá entregar las llaves del que fuera su despacho por cuatro años, para que se haga un inventario del mobiliario y equipo de oficina que se le asignó en su momento.

El 30 de abril terminará un periodo legislativo que estuvo marcado por el intento de los diputados por aumentarse su remuneración, por la Alianza Parlamentaria de oposición que presidió el Congreso un año, por las alianza coyunturales entre el oficialismo y otros partidos para impulsar agendas compartidas y, principalmente, por el fracaso del plan oficialista conjunto con el PAC para aprobar una reforma tributaria en el país.