El socialcristiano Johnny Leiva presentó denuncia por pagos de más hasta de ¢30.000 millones

Por: Aarón Sequeira 30 mayo, 2014

El diputado Johnny Leiva, del PUSC, solicitó a la Fiscalía General investigar al exministro de Educación Pública, Leonardo Garnier, por los sobrepagos que se habrían hecho en esa cartera con los recursos para pagar salarios, en especial ¢3.760 millones correspondientes al 2013.

El legislador del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) añadió que el Ministerio Público debe investigar también el acumulado de casi ¢30.000 millones en pagos de más que se habrían hecho en el MEP, con el uso del antiguo Sistema de Información para la Gestión de los Recursos Humanos (SIGRH).

La solicitud de investigación de Leiva también pide analizar la responsabilidad de la exviceministra Silvia Víquez, así como de las direcciones de Recursos Humanos, Informática y otros departamentos relacionados con el pago de planillas del MEP.

Leonardo Garnier afirmó que le suena extraño que se presente una denuncia, porque esos casos de sobrepagos ya los conocía y los había investigado del MEP, junto con el Ministerio de Hacienda y la Contraloría General de la República.

El 22 de mayo, La Nación informó de que el viejo sistema de pago de planillas del Ministerio de Educación Pública generó pagos de más hasta por ¢30.000 millones y eso obligó al ministerio a crear una oficina para hacer la verificación de los pagos.

El exministro de Educación Leonardo Garnier dijo que, en el pasado, el MEP, el Ministerio de Hacienda y la Contraloría General de la República han investigado los sobrepagos a funcionarios.
El exministro de Educación Leonardo Garnier dijo que, en el pasado, el MEP, el Ministerio de Hacienda y la Contraloría General de la República han investigado los sobrepagos a funcionarios.

“En caso de encontrar conductas que encuadren en un tipo penal proceda a la correspondiente acusación e imputación de cargos en contra de los funcionarios que no actuaron apegados a sus deberes como funcionarios públicos”, escribió Leiva a la Fiscalía.

El exjerarca de Educación apuntó que se debe separar los casos en que, al girar montos de más, hubo dolo de parte del funcionarios y aquellos en que se deben a debilidades del sistema.

"Cuando se identificó que hubo casos de dolo, de cobros intencionales, entonces se pasó esa información a la Auditoría del MEP", argumentó Garnier.