Pretenden dilucidar reunión de hace tres años, en la que Johnny Araya y Antonio Álvarez Desanti informaron a jerarcas de este periódico y de Telenoticias el retiro de la campaña electoral del 2014

Por: Aarón Sequeira 6 marzo
El diputado Víctor Morales Zapata, del PAC, presentó una moción para investigar una cita entre medios y el PLN, porque dice que no es común ese tipo de encuentros.
El diputado Víctor Morales Zapata, del PAC, presentó una moción para investigar una cita entre medios y el PLN, porque dice que no es común ese tipo de encuentros.

A través de una moción donde se presenta como promotor de la libertad de prensa, el diputado Víctor Hugo Morales Zapata, del Partido Acción Ciudadana (PAC), promueve la creación de una comisión legislativa para investigar qué se dijo en una reunión a la que asistieron jerarcas de La Nación y Telenoticias hace tres años.

La propuesta del congresista, uno de los más cercanos al presidente Luis Guillermo Solís, es llevar a la Asamblea Legislativa a los participantes de una cita que tuvo lugar en la residencia de Antonio Álvarez Desanti el 4 de marzo del 2014, un día antes de que Johnny Araya renunciara a la carrera presidencial por el PLN.

La suposición de Morales Zapata es que, en esa reunión, se tomaron decisiones sobre el futuro de la aspiración de Araya, y no como alega el director de este periódico, Armando González, quien enfatizó que Araya les informó a él y otros invitados sobre su decisión de desistir de la campaña electoral.

La pretensión del parlamentario tuvo el apoyo de 16 diputados más, entre ellos Laura Garro, la jefa de la fracción del PAC; Franklin Corella, subjefe de ese partido, Emilia Molina, Marcela Guerrero, Marvin Atencio, Nidia Jiménez y Henry Mora.

También apoyan la propuesta Edgardo Araya, jefe del Frente Amplio; Patricia Mora, presidenta de esa agrupación, y su compañero Gerardo Vargas Varela, así como el libertario Otto Guevara.

Entre los convocados para la investigación, Morales propone a González, editor general de La Nación a la fecha de la cita; y a Ignacio Santos, director de Telenoticias. Además, quieren llevar a comparecer a Manuel Francisco Jiménez, presidente ejecutivo de Grupo Nación, y a René Picado, uno de los propietarios de Teletica, pues también acudieron a la reunión donde Álvarez Desanti.

Además de convocarlos a ellos, la moción pide llevar "expertos que aporten elementos" sobre el asunto investigado y deja abierta la puerta para convocar a otros comparecientes.

En el alegato, el oficialista asegura que se quiere "identificar los vínculos o relaciones entre los participantes del encuentro o las sociedades en que participen, con el fin de visualizar los motivos, alcances y posibles implicaciones que pudieran tener para la libertad de prensa".

Morales Zapata tomó la idea de formar esta comisión para investigar una reunión entre políticos y periodistas por una publicación del Semanario Universidad que trajo a cuento las últimas horas como candidato presidencial de Araya en marzo del 2014.

Ese periódico basa su recuento del hecho en una publicación de La Nación, del 8 de marzo de ese año, donde el periodista Ronny Rojas, en aquel entonces reportero de este medio, analizó las razones que llevaron al excandidato a tirar la toalla electoral.

Moción por verse

La moción causa, desde el jueves pasado, mucha agitación en el plenario legislativo. El PLN se rehúsa a que nada avance si esa comisión se conforma, y a la vez propuso otra comisión para investigar una supuesta beligerancia política del exministro de Trabajo Carlos Alvarado, hoy precandidato presidencial del PAC.

Este lunes, luego de que Morales presentó a la mesa del Directorio legislativo la propuesta de comisión investigadora, los liberacionistas retiraron la moción de ellos. Sin embargo, el presidente legislativo en ejericicio, José Alberto Alfaro, no puso a votación la investigación de la reunión.

De hecho, erróneamente el libertario Alfaro aseguró ante consulta de este medio que se había retirado la moción de Morales Zapata, pues se confirmó en la Secretaría del Directorio que ahí permanece para debate en alguna sesión plenaria próxima y, de hecho, se obtuvo una fotocopia de la propuesta.

"Creo que sí, fue don Víctor mismo, está retirada. (...) No sabría decirle (si está en negociación). Yo sí sabía que estaba ahí metida, me hablaron de que se retiraba la de beligerancia y luego llegó un asesor a decirme que don Víctor la había retirado. Si estaba ahí, había que ponerla en algún momento a votación", dijo Alfaro.

Sin embargo, al cierre de la sesión, a las 6 p. m., la moción no se había puesto a discusión y, efectivamente, quedó presentada para la sesión del plenario de mañana. El libertario dijo que no tuvo tiempo porque estaba en el debate "común y silvestre".

La comisión planteada tendría tres legisladores liberacionistas, dos del Partido Acción Ciudadana (PAC), uno del Frente Amplio, uno de la Unidad Social Cristiana (PUSC), uno del Movimiento Libertario y uno de las fracciones unipersonales; y obliga a la creación de ese foro investigador cuatro días hábiles después de aprobada la moción.

Ataques

La publicación del semanario universitario generó, el miércoles pasado, ataques de legisladores como Morales Zapata y Franklin Corella, así como del frenteamplista Gerardo Vargas Varela, quienes lanzaron teorías sobre la supuesta participación de los invitados en la decisión que finalmente anunció Johnny Araya.

"Por favor, tengamos mucho cuidado porque lo que dice el Semanario hoy es que hay medios de comunicación que se sientan a planificar, a discutir o analizar campañas políticas", dijo Corella el jueves.

"Quedaríamos nosotros pintados en la pared si seguimos creyendo que la libertad de expresión y la libertad de prensa en este país por los medios que hoy se están desarrollando en el Grupo Nación y en Teletica son neutrales. No son neutrales, debe traerse aquí no a la Comisión de Gasto Público, deben traerse a una comisión especialísima de investigación", argumentó Morales.

En la redacción de su moción, Morales también arguye que el ejercicio de la libertad de expresión y de prensa debe ser observado y que se le debe poner "atención social", pues presupone que "en el ejercicio periodístico no es común la realización de reuniones con las fuentes informativas en compañía de los propietarios de los medios de comunicación".

La propuesta de Morales Zapata llega después de que, consultado por su negativa a votar una moción contra la censura de Nicolás Maduro a CNN en Venezuela, justificara el castigo a ese medio de comunicación aplicado por el gobierno venezolano, junto con el frenteamplista Francisco Camacho.

División en el PLN

En Liberación no hay una posición unánime sobre la investigación planteada, pues mientras el diputado y precandidato presidencial Rolando González dijo que él votará a favor de que se constituya la comisión, legisladores cercanos a Álvarez Desanti, como Ronny Monge, están en contra.

"Yo la votaría en contra por una razón constitucional, porque el artículo 26 de la Constitución ampara la libertad de reunión. Para nadie es un secreto que una de las personas señaladas ahí es familiar de Antonio Álvarez Desanti, para nadie es un secreto la amistad histórica entre René Picado y Johnny Araya. Yo he tenido reuniones con magistrados, con la defensora, con directores de medios de prensa, en la casa", dijo el verdiblanco.

Propuso que, entonces, deba revisarse todas las reuniones de los políticos con los medios de prensa.

En tanto, la jefa liberacionista, Maureen Clarke, dijo que ellos ven la totalidad, pues asegura que están denunciando "los casos de corrupción" del gobierno de Luis Guillermo Solís, en referencia a los casos de las viceministras que recibieron en sus salarios el incentivo por prohibición del ejercicio liberal de la profesión, pese a no merecerlo.

"¿Por qué estaríamos bloqueando la moción? Ahí tiene el presidente (legislativo) la moción, que la ponga a discusión. Él es el que maneja la agenda, ahí decidiríamos nosotros qué hacer. No me van a llevar ustedes (periodistas) a decir lo que no quiero decir", comentó la liberacionista.

Clarke no dijo si habrá una línea en contra de la moción, ni si la decisión va a quedar por la libre. "No puedo hacer que mis compañeros no hablen. En este momento la situación está muy difícil. En este momento somos oposición. El gobierno tiene que saber que todo eso que está haciendo tiene un efecto aquí", concluyó la diputada.