En reunión de la bancada de oposición, se acordó que tanto la congresista como su contrincante, Juan Luis Jiménez, busquen apoyo en otras fracciones parlamentarias

Por: Aarón Sequeira 4 abril, 2016
La diputada Sandra Piszk, del PLN, considera inaceptable que durante todo el periodo de la Segunda República (1949 a la fecha), en el Congreso solo haya habido dos mujeres en la presidencia legislativa.
La diputada Sandra Piszk, del PLN, considera inaceptable que durante todo el periodo de la Segunda República (1949 a la fecha), en el Congreso solo haya habido dos mujeres en la presidencia legislativa.

Este lunes, al mediodía, la diputada Sandra Piszk se propuso como candidata a la Presidencia de la Asamblea Legislativa, ante sus 17 compañeros de la fracción del Partido Liberación Nacional (PLN).

La legisladora reveló su intención frente a los verdiblancos, quienes empezaron las discusiones sobre las negociaciones políticas de cara a la escogencia de nuevas autoridades parlamentarias del próximo 1.º de mayo.

Piszk es el segundo nombre liberacionista que se propone oficialmente como aspirante a la presidencia del Directorio del Congreso, pues ya Juan Luis Jiménez Succar no solo se había postulado, sino que inició negociaciones con otras fracciones políticas.

Además de conocer los nombres de los dos candidatos verdiblancos al Directorio, la fracción del PLN acordó abrir los frentes de negociación, que para algunos -entre ellos Piszk- incluye a la fracción del Partido Acción Ciudadana (PAC), aunque para otros esa posibilidad no es bien vista.

Rolando González, quien había sugerido la posibilidad de ser un candidato a ese mismo puesto, comentó que antes de este lunes había un acuerdo en el PLN para no negociar con otras fracciones y aseguró que él lo ha cumplido. "No sé con quiénes hayan hablado otros compañeros", añadió.

Por su parte, la congresista sancarleña Aracelly Segura explicó que ella y Paulina Ramírez estarán fuera del país por varios días, por lo que la decisión sobre los candidatos y puestos que busque el PLN en el Directorio quedaría para después del 17 de abril.

Segura es un voto para Juan Luis Jiménez, por lo cual quiere estar en la votación en la reunión liberacionista.

Las razones de Piszk.

En conversación telefónica con La Nación, la diputada Piszk explicó que, si bien le costó tomar la decisión, al final la anunció porque asegura que tiene las credenciales para aspirar a ese puesto.

La legisladora ocupa una curul por segunda vez, luego de ser congresista durante el gobierno de José María Figueres (1994-1997) y defensora de los Habitantes entre el 97 y el 2001.

"Más allá de eso, me mueve el hecho de que, a pesar de las diferencias ideológicas, es posible llegar a un mínimo de acuerdos sobre temas básicos, de manera que podamos intentar una nueva forma de hacer política en la Asamblea", comentó la verdiblanca.

En su agenda temática, Piszk destaca la posibilidad de modificar, vía Reglamento legislativo, "la dinámica para tomar decisiones en el parlamento", hacer realidad la equidad de género y consolidar "un compromiso que

respete los principios y las diversas ideologías".

La diputada agregó: "El tema de equidad de género debe ser una realidad, hacer realidad las palabras, comenzando por el PLN y pasando por todos los partidos, se habla mucho de igualdad de oportunidades, pero en 60 años solo ha habido dos mujeres en la Presidencia del Congreso".

En cuanto a proyectos de ley que podrían recibir una vía rápida, la parlamentaria incluyó las iniciativas fiscales, sobre todo en cuanto a la reducción de gasto público (pensiones con cargo al Presupuesto Nacional, salarios públicos, lucha contra el fraude fiscal).

"Tenemos que buscar la forma de asegurarnos de que la influencia del narcotráfico no siga permeando nuestras estructuras, eso es de interés de todos los partidos políticos", mencionó también Piszk, quien apuntó que tiene particular interés en limitar la inmunidad parlamentaria a los delitos funcionales del diputado y no a los comunes.

"Juan Luis ya ha estado en conversaciones, yo tocaré puertas. En estos días se podrá ir decantando la manera en que el Directorio pueda integrarse. Hoy acordamos que empecemos tarea que ya él ha venido haciendo", indicó Piszk, quien ejerció como ministra de Trabajo durante el gobierno de Laura Chinchilla.