Recope realizará nuevo estudio de factibilidad para tratar de revivir el plan

Por: Natasha Cambronero 9 enero, 2015

Los gobiernos de Costa Rica y China acordaron incluir la producción biocombustibles y combustibles verdes en el diseño de la nueva refinería en Moín, Limón.

Ese fue uno de los tres acuerdos que alcanzó la Refinería Costarricense de Petroleo (Recope) con su contraparte, la Corporación Nacional de Petróleo de China (CNPC), durante la visita del presidente Luis Guillermo Solís a Pekín. De esa manera ambas partes pretenden revivir el proyecto, el cual fue frenado por la Contraloría General de la República en junio del 2013.

El proyecto de modernización de la refinería en Moín, Limón, está en manos de Recope y de la empresa estatal china CNPC. | ARCHIVO
El proyecto de modernización de la refinería en Moín, Limón, está en manos de Recope y de la empresa estatal china CNPC. | ARCHIVO

Para subsanar ese yerro, el segundo acuerdo consiste en designar a Recope como el órgano encargado de realizar un nuevo estudio.

"En aras de cumplir con las disposiciones de transparencia y rendición de cuentas, este nuevo estudio nos permitirá tomar en consideración las inquietudes planteadas por la Contraloría, en un marco de respeto y acatamiento a la legislación nacional", dijo la presidenta ejecutiva de Recope, Sara Salazar, en un comunicado de prensa enviado la tarde de este viernes por Casa Presidencial.

El tercer acuerdo consiste en realizar una "revisión munuciosa y axhaustiva" de la operación de Soresco, la sociedad tico-china creada en el 2009 para levantar la obra que supera los $1.500 millones. Dicha empresa continúa activa, aunque sin funciones claras, un año y medio después de de que se varó el proyecto.

Los tres acuerdos fueron ratificados este viernes por el presidente Luis Guillermo Solís durante una reunión con representantes de la CNPC, aunque las negociaciones arrancaron hace dos meses cuando otra delegación nacional viajó a China.

No obstante, según Gutiérrez, el Banco de Desarrollo de China está dispuesto a renovar su oferta de financiamiento (caducada en 2013), sin importar plazos ni montos adicionales.