Galeno asegura que no existen protocolos ni espacios adecuados para el manejo de la enfermedad.

Por: Andrea González Mesén 10 octubre, 2014
Empleados de un hospital en Nueva York, Estados Unidos, muestran los trajes necesarios para atender enfermos de ébola. | AP
Empleados de un hospital en Nueva York, Estados Unidos, muestran los trajes necesarios para atender enfermos de ébola. | AP

"No estamos preparados para enfrentar el ébola, no se puede generar alarma. No tenemos ningún caso. Pero hay que dividir las acciones, la primera le corresponde al Ministerio de Salud, quienes deberían declarar una alerta preventiva".

Esas fueron las primeras palabras de Mario Ramírez, presidente del colegio de Médicos, al consultarle en ADN 90.7 FM sobre la preparación de Costa Rica ante una evetual propagación de la enfermedad.

El ébola es un virus que se transmite mediante el contacto directo con los fluidos corporales de personas enfermas. Esta semana, la Caja Costarricense del Seguro Social anunció que está realizando un inventario de insumos y necesidades para atender la enfermedad.

El médico aseguró que pese a que el Ministerio de Salud dice estar preparado y tener todo listo, la realidad es que no existe capacitación del personal médico ni de Migración, y tampoco se cuenta con la infraestructura adecuada para el manejo de un posible infectado.

"Creo que en los aeropuertos están fallando y a nivel de fronteras. Lo vemos esta semana con el caso del ghanés que se llevó al Hospital Calderón Guardia, que si hubiera estado infectado se violan todos los protocolos", ejemplificó el médico.

Otro aspecto que consideró preocupante está relacionado con las acciones para identificar a los posibles infectados, debido a que la enfermedad tarda entre 2 y 21 días en incubar y lo que se está buscando son síntomas visibles.

"No es solo la apariencia externa de la persona, sino que hasta dos o tres días después de ingresado al país se empiezan a presentar los síntomas y es cuando resulta realmente contagiante", amplió.

Al respecto, asegura que las habitaciones de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) no son funcionales para impedir el contagio, debido a que están diseñadas para evadir infecciones "regulares".

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que para el bloqueo del ébola se requiere de espacios con presión de aire negativo, para que este no se mezclarse con el aire del exterior. No obstante, Ramírez asegura que en Costa Rica solo un hospital privado cumple con estas condiciones.

"Si hablamos de hospitales y niveles en Costa Rica se hablaría de menos uno, el problema es que no estamos preparados, las ambulancias con posibles pacientes infectados desconocen el protocolo, no hay salas de aislamiento, las que tenemos son para infecciones rutinarias", reiteró.

Precisamente, este viernes se dio alertó de un posible infectado de ébola en Brasil, situación que disparó la alarma del Colegio de Médicos. En África, la enfemedad ya contagió a 8.000 personas y provocó la muerte de casi 4.000.

El ébola es un virus que se transmite mediante el contacto directo con los fluidos corporales de personas enfermas.