Por: Álvaro Murillo 24 julio, 2014

Países como Venezuela y Panamá superaron a Costa Rica en calidad de vida en la nueva medición de desarrollo humano realizada por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

A nivel de América Latina y el Caribe, el país se ubicó en la posición 11, en un escalafón encabezado por Chile, Cuba y Argentina.

El informe Sostener el progreso humano: reducir vulnerabilidades y construir resiliencia, divulgado este jueves en Tokio, Japón, colocó a Costa Rica en el puesto 68 en el ranquin mundial, detrás de Venezuela (67), de Panamá (65), así como de otras ocho naciones en la región latinoamericana.

Un comunicado de la oficina local del PNUD explicó que no es comparable la posición de Costa Rica o de cualquier país con la situación que ostentaban en el pasado, pues se modificó la metodología de investigación. Lo que sí son comparables, son las posiciones actuales entre los países, lo que hace posible confeccionar el escalafón.

Hace un año, Costa Rica figuraba en la posición 62 en el mundo.

De acuerdo con el PNUD, esto no significa que el país haya decrecido en sus logros sociales, pero sí que otras naciones vecinas avanzan con más velocidad. La organización advirtió de que los datos de este informe corresponden al 2013.

El índice de desarrollo humano (IDH) es una medición que evalúa las áreas de salud (esperanza de vida), educación (años en el sistema educativo) y el nivel económico de una población (ingreso nacional bruto per cápita ).

El rubro que más favorece a los habitantes de Costa Rica es la salud, pues tienen una esperanza de vida promedio de 79,9 años (7,4 años más que en 1980), que es la número 29 en el mundo y la segunda en América, después de Chile.

La representante del PNUD para Costa Rica, Yoriko Yasukawa, señaló que el país ha ido avanzando, pero aún debe mejorar en las condiciones de equidad para mujeres y para minorías como indígenas, afrodescendientes y población no heterosexual.

En la lista global, el primer lugar en calidad de vida lo ocupan los noruegos mientras que el peor lo sufren los habitantes de Níger, un país de 17,5 millones de pobladores en África occidental.