Maquinaria portuaria de $16 millones llegó al país el 29 de agosto; estreno estaba previsto para finales de setiembre

Por: Diego Bosque, Mercedes Agüero 20 octubre
Las grúas Glenda y Luisa llegaron a Moín a eso de las 10:30 a. m. de este martes. El público las recibió con emoción.
Las grúas Glenda y Luisa llegaron a Moín a eso de las 10:30 a. m. de este martes. El público las recibió con emoción.

Un cortocircuito impide poner en operación las dos nuevas grúas pórticas que costaron a Japdeva $16 millones.

Esta maquinaria llegó desde China el 29 de agosto con la idea de que comenzaran a funcionar a finales de setiembre. No obstante, con la falla ocurrida la madrugada del 28 de este último mes podrían estrenarse hasta mediados de noviembre.

Por cada día que el equipo portuario está sin uso, la Junta de Administración Portuaria y Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva) deja de percibir $25.000 por el cobro de carga y descarga de barcos, informó José Aponte, gerente portuario.

Estas grúas tienen capacidad para mover 35 contenedores por hora, lo cual ayudaría a reducir el tiempo de carga y descarga de un buque en cuatro horas. Según Japdeva, en promedio tardan 21 horas atendiendo cada barco.

En la actualidad, los contenedores se bajan y suben con las grúas propias de cada embarcación y solo se pueden mover, como máximo, 30 contenedores por hora.

Bajo esas condiciones, la entidad cobra $16 por cada contenedor movilizado, pero con las grúas compradas en China se cobrarán $50.

Sin respuestas

Luis Vargas, director de ingeniería de Japdeva, explicó que un día antes del incidente, como parte del proceso de instalación, se realizaron pruebas del equipo hasta las 6:30 p. m. El desperfecto eléctrico se presentó a las 00:57 del 28 de setiembre.

Al momento del incidente, las grúas no estaban en uso, pero sí estaban conectadas al sistema eléctrico. El suceso provocó un conato de incendio que no requirió la asistencia de bomberos para ser controlado ni causó daños a los equipos que comprometan su uso.

Vargas afirmó que todavía se investigan las causas del cortocircuito.

"La razón la estamos investigando, aún no tenemos respuestas adecuadas de qué fue lo que pasó, sabemos que fue un cortocircuito, pero no sabemos qué lo provocó y estamos haciendo análisis para obtener una respuesta", comentó el funcionario.

La pretensión de Japdeva es solucionar el problema eléctrico la próxima semana, e iniciar labores con las nuevas grúas la segunda semana de noviembre.

El cortocircuito agrega un contratiempo más a la puesta en funcionamiento de las grúas, pues, el plan original era tenerlas en Limón en abril pasado, como consta en la página web de Japdeva.

"Por alguna razón este tema lo han tenido escondido, se anunciaron (las grúas) con bombos y platillos y se suponía que tras la llegada las iban a poner a funcionar en un mes (...) Nos han dicho que no se dañaron las grúas, pero sí hubo un problema con la parte eléctrica", comentó Edgardo González, presidente de la Cámara Nacional de Armadores y Agentes de Vapores.

El empresario añadió que urge poner a funcionar las grúas para mejorar la competitividad del muelle.

"A mí me había llegado una invitación para ver el primer movimiento de las grúas operando un barco directamente, eso iba a ser el 6 de octubre, pero lo cancelaron", dijo.

Ese día se planeaba comenzar con los 12.000 movimientos de prueba para cada grúa que se completan en unos 40 días, confirmó José Aponte.

El gerente no se animó a dar una nueva fecha para iniciar esa fase.

Según dijo, cuando la nueva Terminal de Contenedores de Moín, administrada por APM Terminals, sea inaugurada (febrero 2019), los grúas se usarán para descargar barcos mixtos y también mercadería que no viene en contenedores.

Etiquetado como: