Cada vez menos estudiantes usan tabaco, alcohol y otras drogas ilícitas

 27 junio, 2013

Cada vez, son más los colegiales que vencen la tentación de aceptar ese primer cigarro o trago de cerveza. Sin embargo, el número de jóvenes que enciende un puro de marihuana por primera vez crece año tras año.

Datos de la III Encuesta Nacional sobre Consumo de Drogas en Población de Educación Secundaria , revelan un aumento en el número de adolescentes que consume cannabis entre el 2006 y el 2012.

La investigación se realiza cada tres años por el Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA), y esta vez incluyó a 5.508 jóvenes de 50 colegios en todo el país.

Mientras el uso de alcohol, tabaco y otras drogas ilícitas bajó del 2009 al 2012, la marihuana fue la única sustancia adictiva que mostró un aumento significativo en el consumo en ese periodo.

Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

En el 2009, el 10% de los jóvenes consultados reportaron consumir marihuana en el último año, cifra que subió al 14,6% en el 2012.

El índice de consumo durante el mes anterior a la encuesta también aumentó de 3,6% a 5,1% en tres años.

Entre los jóvenes de décimo y undécimo años, se registra una mayor proporción de quienes han probado o consumen habitualmente marihuana.

En el último mes, el 7,1% de estudiantes de décimo y el 6,9% de undécimo había utilizado la droga, en comparación con 2,7%, 3,2% y 5,7% de estudiantes de sétimo, octavo y noveno años, respectivamente.

Alcohol prevalece. Otras sustancias como el alcohol, tabaco y otras drogas ilícitas registraron una baja significativa en su consumo. Sin embargo, el alcohol sigue siendo la sustancia de mayor uso y abuso en colegiales.

Según la investigación, más de 60.000 estudiantes estaría ingiriendo bebidas alcohólicas activamente, y el 53% de ellos –casi 32.000 jóvenes– abusó del alcohol en las dos semanas previas al estudio.

Según Patricia Orozco, directora general del IAFA, factores como el ejemplo de los padres, el rendimiento académico y los cambios en la adolescencia, inciden en el riesgo de caer en el consumo y adicción de sustancias tóxicas.

De acuerdo con los investigadores, si un joven ha logrado evitar el uso de drogas a los 15 años, es más probable que lo evite del todo en años posteriores.