Hay 145 delegaciones invitadas a los actos del 8 de mayo

Por: Alexandra Araya M. 15 abril, 2014
El Estadio Nacional es uno de los cinco escenarios que contempla la comisión de traspaso de poderes para realizar esa ceremonia de Estado. Los otros tres son los teatros Melico Salazar, Nacional, la antigua Aduana y el Museo de Arte Costarricense.
El Estadio Nacional es uno de los cinco escenarios que contempla la comisión de traspaso de poderes para realizar esa ceremonia de Estado. Los otros tres son los teatros Melico Salazar, Nacional, la antigua Aduana y el Museo de Arte Costarricense.

Está decidido, el Estadio Nacional será el escenario del traspaso de poderes el jueves 8 de mayo a partir de las 10 a.m., cuando la presidenta Laura Chinchilla entregue el poder a Luis Guillermo Solís.

Así lo confirmó Mercedes Peñas,la futura primera dama y coordinadora de la comisión de traspaso en representación del gobierno entrante, luego de realizar una primera inspección en el sitio este lunes.

Inaugurado en marzo de 2011, el Estadio Nacional ha albergado eventos deportivos de gran importancia como los Juegos Deportivos Centroamericanos de 2013 y el Mundial de Fútbol Femenino Sub 17, lo mismo que conciertos de gran afluencia.

La obra con un costo de $83 millones y donada por el gobierno chino tiene una capacidad para 35.000 espectadores.

Cuando comenzó su construcción durante la administración de Óscar Arias Sánchez (2006-2010) se consideró que podía ser la sede del traspaso de poderes de mayo 2010, pero no estaba concluido para entonces. Por esa razón, la actividad se realizó al lado, en el parque metropolitano La Sabana.

Al cambio de mando que ocurrirá en tres semanas están invitadas 145 delegaciones internacionales, que integran tanto naciones con las que Costa Rica mantiene relaciones diplomáticas, como organismos internacionales regionales e internacionales a los que pertenece el país o que están acreditados en territorio nacional.

"La Cancillería envió las invitaciones la semana pasada y estamos esperando las confirmaciones. Sería la próxima semana que sabremos cuántas delegaciones asistirán", explicó Mercedes Peñas.

Ella funge como coordinadora mientras el presidente electo, Luis Guillermo Solís no nombre al nuevo ministro o ministra de Relaciones Exteriores.

Según dijo se proponen efectuar un acto muy austero, partiendo de que el presupuesto definido por el Gobierno es de ¢150 millones. Detalló además que ya tienen tres hoteles reservados para hospedar a las delegaciones, no obstante está a la espera de las confirmaciones para definir el número de personas que integrarán las delegaciones visitantes.

En tanto, Marco Vinicio Vargas, jefe de protocolo de la Cancillería, explicó que la celebración del relevo del mando comenzará el día miércoles 7 de mayo con un coctel que ofrecerá la presidenta Laura Chinchilla. Dicha actividad inicialmente se planea efectuarla en el Museo Nacional.

De previo, según Vargas, las delegaciones visitantes presentarán las cartas credenciales ante el Canciller y uno de los vicepresidentes con lo cual quedan acreditados para participar en los actos. Ese proceso será en la Casa Amarilla, sede del ministerio de Relaciones Exteriores.

El jueves 8 los actos comenzarán en el Estadio Nacional a las 10 a.m. con una serie de presentaciones culturales y se prevé que al mediodía Chinchilla le traspase la banda presidencial a Solís.

Posterior al traspaso, la Alcaldía de San José ofrecerá a las delegaciones una recepción, mientras que en forma simultánea el nuevo mandatario ofrecerá un almuerzo a los jefes de Estado que visitan el país. El sitio para ese almuerzo aún no está definido.

Peñas dijo que se realizan varias sesiones para preparar todo el tema de logística y coordinación del cambio de gobierno.

"Hay propuestas que estamos tratando de cerrar para luego de Semana Santa afinar en cada uno de los lugares. Estamos revisando todas las propuestas de rutas, alimentación y transporte", enfatizó Peñas.