Tribunal encontró supuestas incongruencias en la certificación de gastos que realizaron dos de sus agremiados al PUSC y al PASE

Por: Natasha Cambronero 21 agosto, 2014

El Colegio de Contadores Públicos dio trámite a dos denuncias que presentó el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) contra dos de sus agremiados, debido a supuestas inconsistencias en la liquidación de gastos en la última campaña electoral que certificaron al PUSC y al PASE.

Dos de las denuncias de incidentes leves reportadas al TSE correspondían a trabajadores que alegaron que sus patronos no les daban permiso para ir a votar.
Dos de las denuncias de incidentes leves reportadas al TSE correspondían a trabajadores que alegaron que sus patronos no les daban permiso para ir a votar.

El órgano electoral pidió investigar al auditor externo del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), de apellidos Quirós Gómez, porque presume que pudo violar el principio de independencia.

Según el jefe del departamento de Financiamiento de Partidos Políticos del TSE, Ronald Chacón, el contador aparece contratado para prestar y supervisar los servicios contables de la agrupación y, a la vez, es quien certificó los gastos, lo cual a su juicio es una violación al código de ética del Colegio.

Al auditor del Partido Accesibilidad Sin Exclusión (PASE), por su parte, se investiga por incumplir el reglamento del TSE en cuanto a los lineamientos que deben cumplir en la certificación de gastos.

Chacón explicó que la forma como se presentó la documentación no permite saber con certeza cómo se pagaron las facturas, si fue mediante un cheque, una transferencia bancaria o mediante un bono de cesión.

Las denuncias fueron tramitadas ante Colegio de Contadores: el 27 de junio, la del PUSC, y el 12 agosto, la del PASE. Actualmente se encuentran en análisis en el fiscalía de ese gremio.

De acuerdo con el fiscal del Colegio, Ronald Artavia, ya se le dio curso a las quejas y se está en la etapa de notificación y recaudación de pruebas, para posteriormente emitir un informe que conocerá el órgano director antes de ser enviado a la junta directiva, que como máximo órgano puede emitir sanciones o bien, archivar y desestimar los casos.

“Aproximadamente se tarda 120 días resolviendo una denuncia, dependiendo de la complejidad. Sobre las denuncias del TSE no puede hablar sobre el fondo, porque aún no se resuelven”, dijo Artavia.

La junta directiva de este colegio profesional puede amonestar verbalmente a sus agremiados o, en el peor de los casos, suspenderlos un tiempo según la gravedad de los hechos.