Por: Diego Bosque 19 enero
El ministro de Trabajo, Carlos Alvarado, afirmó que los magistrados de la Sala Constitucional no solo deben tomar en cuenta criterios jurídicos para fallar los recursos de amparo presentados contra los recortes a las pensiones de lujo, sino, también, los de carácter económico, por la situación financiera que atraviesa el país.
El ministro de Trabajo, Carlos Alvarado, afirmó que los magistrados de la Sala Constitucional no solo deben tomar en cuenta criterios jurídicos para fallar los recursos de amparo presentados contra los recortes a las pensiones de lujo, sino, también, los de carácter económico, por la situación financiera que atraviesa el país.

Carlos Alvarado amanecerá este viernes como el primer precandidato presidencial del Partido Acción Ciudadana (PAC), luego de dejar el cargo de ministro de Trabajo.

Alvarado, de 37 años, negó rotundamente ser el elegido del presidente Luis Guillermo Solís para presentarse como la cara del partido de gobierno en las elecciones del 2018. También negó que su oferta sea la del continuismo a la actual administración.

Sostiene que es parte de una nueva generación que defiende tanto el PAC fundacional que rompió el bipartidismo (en el 2002) como el primero que ganó una elección (en el 2014).

"También existe un sentido de responsabilidad de que debe haber una generación que asuma su deber con el país y asumir los retos que se presentan, esa responsabilidad hay que tomarla"

Antes de ser ministro de Trabajo, Alvarado fue presidente ejecutivo del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) en la actual Administración. También fue director de comunicación de la campaña política del PAC en las pasadas elecciones. A continuación, una entrevista concedida esta tarde:

–¿Su postulación representa un continuismo en la propuesta política del presidente Solís?

– No. Creo que representa muchas cosas, representa, como cualquier gestión humana, conservar lo bueno y perfeccionar aquello que se quiere mejor, en eso nos enfocaremos.

–¿Qué cambiaría del actual Gobierno?

– Yo hoy sigo siendo parte del Gobierno. Entonces, sería muy adelantado hablar de eso, pero el mismo proceso democrático abrirá los espacios para tener esas discusiones.

– ¿Por qué evadir la respuesta? ¿Qué cosas podrían mejorarse?

– Tengo mis puntos de vista, creo que la política social y el manejo macroeconómico ha sido muy bueno y algunas otras requieren mejoras, pero para eso habrá un proceso democrático para discutirlo.

– Sin entrar en detalle, ¿cuáles han sido puntos débiles de este Gobierno?

– Creo que hubo aspectos de la conducción política del Gobierno durante el primer año que se debían mejorar.

– ¿Es usted el elegido de don Luis Guillermo Solís para ser el candidato del PAC?

– No. No soy el elegido del presidente. Creo que en el PAC nunca ha sido el dedo quien pone los candidatos, sino la voluntad del Partido.

–¿Cómo se piensa financiar?

–Al estilo de nuestra agrupación política (se ríe): mucha austeridad. Procederé a participar en la docencia y echar mano a los ahorros que tengo.

– ¿Solo con ahorros?

– Por ahora sí, ya más adelante buscaremos otros apoyos.

–¿Quiénes están dentro de su equipo de campaña?

–Tengo un grupo de colaboradores cercanos, pero aún es prematuro hablar de nombres. Hoy apenas estoy anunciando mi renuncia.

– Para nadie es un secreto que hay diferentes corrientes y tendencias en el PAC ¿A qué sector del PAC representa usted?

–Creo que mi participación política inició desde 2004. Mi aspiración es que sea una representación amplia y vigorosa, por eso trabajaré. Por ahora considero prematuro profundizar en eso.

–Pero ¿A quién se considera más afín? ¿A don Luis Guillermo? ¿A don Ottón Solís?

–Yo me considero afín a los principios con los que se fundó el Partido Acción Ciudadana, a eso me siento afín.

–¿Qué tipo de relación tiene con don Ottón Solís?

–Afable y cordial.

–¿Le comunicó a don Ottón sobre su decisión?

–Sí, me comuniqué con él.

–¿Qué le dijo él sobre esa decisión?

– No, podrías consultarle a él.

– ¿Cuándo tomó la decisión de buscar la candidatura del Partido Acción Ciudadana (PAC)?

– Es un proceso de reflexión, es un proceso muy personal e íntimo. Creo que lo asumo por dos razones. Lo primero es por el sentido de responsabilidad. En los últimos años he visto la evidencia de que las cosas pueden cambiar para bien, hay evidencia en temas como el combate a la pobreza, la renegociación de las convenciones colectivas, los acuerdos de la fórmula salarial en el sector privado, la reducción de los tiempos en la asignación de pensiones del Magisterio Nacional en el Ministerio de Trabajo pasando de siete meses a dos meses. Hay muchas evidencias que demuestran que el cambio es posible y se puede materializar.

"También existe un sentido de responsabilidad de que debe haber una generación que asuma su deber con el país y asumir los retos que se presentan, esa responsabilidad hay que tomarla"

– Pero ¿En qué momento usted decide presentar su nombre como precandidato?

–En el último trimestre del año pasado.

– ¿La decisión es porque alguién le pidió presentar su nombre o es una iniciativa propia?

– Yo lo asumo por cuenta propia, yo no voy a decir que hay voces que me hablaron o llamados de terceros, no voy a decir eso que se suele decir en política. Fui yo quien tomó la decisión.

–¿Cuándo le comunicó su decisión al presidente Solís?

– Oficialmente hablé con el presidente el viernes pasado, tuvimos una conversación en la que le presenté mi renuncia y acordamos hacerla pública este jueves.

–¿Qué le dijo el presidente Solis sobre su decisión?

– Se mostró muy estable, muy cordial como se ha caracterizado nuestra relación.

– ¿El presidente hizo alguna valoración sobre su precandidatura y su eventual candidatura o le dio algún consejo?

– Principalmente hablamos de la gestión que llevamos de Gobierno y vislumbramos retos del país para el futuro, pero en lo particular no se habló nada en específico.

Etiquetado como: