Legislador asegura que mantiene críticas a actuaciones de Ligia Fallas y evade abrazar declaración progobierno venezolano de la Comisión Política frenteamplista

Por: Aarón Sequeira 12 agosto

El candidato presidencial del Frente Amplio, Edgardo Araya Sibaja, evitó definir una posición clara y contundente sobre la Asamblea Nacional Constituyente impulsada e instalada por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, asunto que ha sido polémico en esta agrupación política.

Consultado por La Nación unos minutos después de que la Asamblea Nacional del FA ratificó este sábado su candidatura presidencial, con 94 votos a favor, una abstención y uno en contra, Araya evadió, por ahora, decir si abraza totalmente el pronunciamiento de la Comisión Política frenteamplista en favor de la Constituyente venezolana.

El diputado frenteamplista reafirmó que sostiene sus críticas hacia la principal defensora de Nicolás Maduro en el FA, la legisladora Ligia Fallas. Alegó que "ahí está" la declaración de la Comisión Política, pero dejó para más adelante una manifestación de su candidatura sobre ese y otros "temas latinoamericanos".

"El pronunciamiento de la Comisión Política ahí está y ese es el órgano del Partido que tiene que plantearlo. Nosotros hablaremos en su momento sobre esos temas, la posición del candidato en su momento. (...). Por el momento mantengo que hay un pronunciamiento de la Comisión Política, ahí está, ese es el órgano de deliberación política y ya hablaré, en otro momento, de una vez lo planteo. Ya presentaremos la posición concreta de la candidatura sobre los temas latinoamericanos en general", respondió Araya.

El lunes 17 de julio, Fallas y el diputado herediano del FA, José Ramírez, firmaron en Managua una resolución internacional junto con representantes de otros partidos de izquierda latinoamericanos como apoyo a la Constituyente de Maduro y se comprometieron a defender el proceso de Venezuela desde sus curules.

A raíz de ello, Araya lanzó fuertes críticas contra ella y Ramírez y alegó que la legisladora alajuelense solo se había quedado en la agrupación para hacerle daño. Sin embargo, cuando se llevó a debate en la Comisión Política la discusión sobre la Constituyente de Maduro, el partido lanzó un comunicado de "respeto" al proceso de elección e instalación de una asamblea para reformar la carta magna venezolana.

En ese pronunciamiento de la Comisión frenteamplista, se calificó de inaceptable los asesinatos de personas afines al gobierno de Maduro, pero se omitió hacer referencia a los muertos de la oposición.

El impulso e instalación de la Constituyente ha sido criticado fuertemente entre los opositores políticos al Gobierno y la comunidad internacional, quienes lo señalan como el paso final para la instalación de una dictatura en Caracas.

Ante los asambleístas del Frente Amplio, Araya se refirió principalmente a su labor como diputado, ahora, y anteriormente como regidor, así como la participación que tuvo como abogado en el proceso contencioso administrativo contra la minera Industrias Infinito, desarrolladora de la mina Crucitas, en Cutris de San Carlos.

Tanto él como el excandidato presidencial, José María Villalta, elevaron el ánimo de los presentes haciendo referencia al contacto y la cercanía que tuvieron con el fundador del FA, el difunto exparlamenario José Merino del Río.

En el caso de Araya, recordó cómo, precisamente, buscó el apoyo de Merino durante el juicio en contra del decreto del expresidente Óscar Arias que favorecía la explotación minera a cielo abierto que beneficiaba a Infinito.

Según Edgardo Araya, no habría una moderación en el discurso del Frente Amplio como partido de izquierda, sino que habría una forma de plantearle soluciones al electorado diferente.

"Ustedes se van a dar cuenta de que mi tono, mi estilo, y lo que he dicho en la Asamblea Legislativa durante todo mi periodo no va a variar; más bien, estamos planteándole a la gente que tenemos que hacer las cosas diferente, con más alegría, motivación, también diciéndole a la gente las cosas claramente, si creo en una cosa o

en la otra, lo plantearé claramente.

"Habrá gente a la que le guste y a la que no. La gente tiene el derecho de que se le hable claramente, por eso hablamos de hacer las cosas diferente", manifestó el postulante a la presidencia de la Repúblical

Araya añadió que, aunque el contexto ahora es diferente al de las elecciones del 2014, el principal rival de los candidatos presidenciales es la apatía de una gran masa del electorado a la que se tiene que convencer de votar y de votar por ellos, puntualizó.

"Creemos que haciendo una campaña distinta, inteligente, hablándole a la gente al corazón, para tocar los problemas que tienen y planteando soluciones concretas, no decir 'voy a hacer un metro', no, no, cómo se va a hacer, con qué plata se va a hacer, dónde se va a hacer, eso va a dar la diferencia; podríamos incluso mejorar lo que hicimos en el 2014", argumentó el diputado frenteamplista.

Al presentar a Edgardo Araya, la presidenta del partido, Patricia Mora, recordó que el diputado ha sido, a su criterio, un luchador contra "las grandes empresas que han deseado siempre destruir nuestro medio" y dijo que el ahora legislador ganó una batalla que parecía imposible ganar.

"Esa compañía no sabía con el abogado con el que se metía y la minera pensó que lo iba a amedrentar", mencionó Mora.

La congresista indicó que Araya también renunció a la inmunidad parlamentaria para enfrentar esa demanda que le hizo Industrias Infinito por supuesta difamación y que lo llevó a un juicio en su contra.

En la Asamblea donde fue ratificado el candidato frenteamplista, también se aprobaron normas más severas para los futuros diputados del Partido, con el fin de evitar polémicas sobre lobby en el Congreso a favor de transportistas y la huida de legisladores de la bancada del FA.

En un discurso más tarde, frente a los militantes del partido, lleno de un gimnasio con banderas blancas y no del tradicional amarillo con negro del Frente Amplio, Araya lanzó varias propuestas relacionadas con la defensa del medio ambiente y la protección de la soberanía alimentaria en el país. Aseguró que promovería desde una presidencia suya una reforma fiscal "justa y progresiva" y aseguró que eliminaría el Consejo de Transporte Público (CTP) para que vuelva a ser un órgano técnico dentro del Ministerio de Obras Públicas y Transportes.