Manuel González aseguró que ninguna nación ha obtenido el apoyo para ocupar un puesto dos periodos consecutivos

Por: Natasha Cambronero 21 octubre, 2014
El canciller Manuel González (I) compareció este jueves en la comisión legislativa de Asuntos Internacional sobre las relaciones con Nicaragua. Acudió en compañía del asesor legal del Ministerio, Arnoldo Brenes (D).
El canciller Manuel González (I) compareció este jueves en la comisión legislativa de Asuntos Internacional sobre las relaciones con Nicaragua. Acudió en compañía del asesor legal del Ministerio, Arnoldo Brenes (D).

El canciller Manuel González argumentó que Costa Rica no fue reelecta en el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) porque la candidatura se lanzó tarde y no hubo tiempo para obtener los votos necesarios.

González dijo que el país comenzó a buscar el apoyo hasta finales del año pasado, cuando desde ahora hay naciones que hacen cabildeo para la elección de 2018 y 2022.

“Lamentablemente se entró tarde en esta carrera. A principios de año solo teníamos 20 votos, hoy sacamos 120, pero no fue suficiente (se necesita al menos 129). No nos sentimos desairados, vamos a seguir trabajando (…) seguiremos como observadores, ya no con voto, pero sí con voz”, expresó el jerarca de la diplomacia nacional.

Ahora El Salvador, Bolivia y Paraguay ocuparán los cupos de América Latina y el Caribe, con lo cual, además de Costa Rica, también quedaron fuera Chile y Perú.

González afirmó que la candidatura de El Salvador también incidió porque Centroamérica llegó dividida y al final la balanza se inclinó a favor de los cuzcatlecos, que nunca habían sido electos como miembro del Consejo.

“Nunca se ha dado una reelección consecutiva. También pesó que en nueve ocasiones Costa Rica ha ocupado un escaño, esta no era la primera vez”, afirmó el canciller.

Después de tres años, el país deberá dejar su asiento en el Consejo a finales de 2014.

En total, la Asamblea General de la ONU renovó 15 asientos del Consejo, cuyos miembros son elegidos por periodos de tres años y que tras dos mandatos consecutivos no pueden optar a la reelección inmediata.

Además de los tres países latinoamericanos, fueron elegidos Albania, Bangladesh, Botsuana, Congo, Ghana, la India, Indonesia, Letonia, Holanda, Nigeria, Portugal y Catar.