Nuevo presidente legislativo se fue a solo una semana de haber asumido el cargo

Por: Aarón Sequeira 3 febrero
Así se veía, por varios momentos, el plenario de la Asamblea Legislativa el martes 31 de enero. Cinco liberacionistas están en Corea, uno haciendo campaña como precandidato presidencial y otros más se ausentan sin justificación.
Así se veía, por varios momentos, el plenario de la Asamblea Legislativa el martes 31 de enero. Cinco liberacionistas están en Corea, uno haciendo campaña como precandidato presidencial y otros más se ausentan sin justificación.

La Asamblea Legislativa estuvo paralizada la mayor parte de esta semana debido a que hasta 20 diputados se ausentaron en forma simultánea del plenario y, como consecuencia, fue imposible aprobar en segundo debate la reforma que endurecerá la ley de tránsito en 19 aspectos.

Un viaje de 8 diputados a Corea del Sur, entre los cuales estaba hasta el nuevo presidente legislativo, contribuyó a la parálisis.

Las sesiones sufrieron interrupciones intermitentes los días lunes y miércoles, a causa de la falta de cuórum, y rutpuras totales martes y jueves.

A duras penas, los diputados que sí llegaron a sus labores aprobaron el lunes, en primer debate, el proyecto que impondrá una multa de ¢307.000 a los choferes que se rehúsen a realizarse la alcoholemia o de ¢51.300 a quienes causen un ruido desmedido con sus vehículos.

El plan, además, prohibirá estacionar automotores de más de dos toneladas en vías urbanas y suburbanas, así como manejar motocicletas, cuadraciclos y triciclos con licencia B1, de autos livianos, en rutas no primarias.

El diputado de Renovación Costarricense Gonzalo Ramírez, presidente interino del Congreso, apuntó que este jueves se le esperaba dar segundo debate a los cambios en la ley de tránsito, pero no llegaron los 38 legisladores necesarios para ello.

El martes, a duras penas, se había podido empezar la sesión y avanzar un poco con esta reforma.

"Aunque no creo que sea correcto decirlo así, fue casi milagroso sostener el cuórum en algunos momentos, fue de pedirles a los diputados que no se fueran largo, que se quedaran, pero no se pudo", dijo Gonzalo Ramírez.

Algunos cambios.
Algunos cambios.

Los de viaje. El libertario José Alberto Alfaro, quien asumió la presidencia legislativa el 24 de enero, se fue de gira a Asia solo ocho días después de esa fecha junto con cinco legisladores de Liberación Nacional (PLN) y 2 de Acción Ciudadana (PAC). En el mismo orden, se trata de Juan Luis Jiménez Succar, Paulina Ramírez, Juan Marín, Lorelly Trejos y Olivier Jiménez; y de Franklin Corella y Nidia Jiménez.

El libertario Alfaro asumió la presidencia debido a que el liberacionista Antonio Álvarez Desanti la dejó para dedicarse a su precandidatura presidencial por el PLN.

Gonzalo Ramírez, por cierto, declaró que varios diputados salieron a Corea sin gestionar la respectiva justificación para sus ausencias.

Además de los 8 diputados en Corea, se sumaron otras cuatro ausencias:

-La de Humberto Vargas Corrales, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), quien es el diputado que menos asiste a su curul.

-La del liberacionista Carlos Arguedas, dispensado por motivos de salud, quien también acumula frecuentes ausencias.

-El verdiblanco Antonio Álvarez Desanti, dedicado a su campaña interna en el PLN. Él anunció a finales de enero que no volvería al Congreso sino hasta el 3 de abril, un día después de la convención de Liberación Nacional, lo que dejó al PLN automáticamente con un voto menos en el plenario.

-El socialcristiano y precandidato presidencial Rafael Ortiz.

Aún restando estos 12 legisladores al total de 57 parlamentarios, deberían haber acudido 45 personas a las sesiones del plenario. Esa cifra sobradamente habría alcanzado para sostener el cuórum mínimo de 38 legisladores.

No obstante, solo asistieron 37 diputados en varias ocasiones.

El martes, además de los visitantes a Corea y de los precandidatos, también faltaron Víctor Hugo Morales Zapata y Henry Mora, del PAC, quienes le dijeron a Gonzalo Ramírez que tenían una reunión con el presidente, Luis Guillermo Solís.

Tampoco estuvieron ese día la independiente Carmen Quesada Santamaría, la frenteamplista Suray Carrillo, los socialcristianos Luis Vásquez y William Alvarado, el liberacionista Ronny Monge y Fabricio Alvarado, de Restauración Nacional.

El jueves, día previsto para votar la reforma a Tránsito, tres horas antes de la sesión de la tarde, ya los jefes de las fracciones parlamentarias tenían previsto que sería difícil, si no imposible, hacer el trabajo.

Faltaron además de los viajeros a Corea y de los precandidatos, el oficialista Henry Mora, el frenteamplista Francisco Camacho, los liberacionistas Karla Prendas y Danny Hayling; los socialcristianos Rosibel Ramos, William Alvarado; y el evangélico Fabricio Alvarado.

En el caso de Mario Redondo, de Alianza Demócrata Cristiana (ADC), Gonzalo Ramírez dijo que debió darle el permiso él, porque tuvo una situación personal de último minuto.

El viaje a Corea.

Tal como lo justificó el libertario José Alberto Alfaro, vicepresidente en funciones de presidente legislativo, ese viaje era un compromiso que había adquirido desde noviembre con la Federación Universal por la Paz (UPF, por sus siglas en inglés).

El diputado aseguró que había sido invitado como orador y que, recién una semana antes de partir hacia Corea del Sur, le habían indicado el tema del que debía dar su discurso: paz y pobreza.

"Ellos dan el tema, es muy reciente, ni siquiera he preparado el discurso. Yo voy por mi propia cuenta y eso es lo que me importa. (...) A mí me tienen como un diputado referente, me contactaron a raíz del cargo que ostentaba como vicepresidente", comentó Alfaro el 25 de enero, consultado por La Nación.

El libertario y sus compañeros de viaje partieron con rumbo a Asia el lunes 30 de enero. Según el sitio de la Federación, la reunión mundial por realizarse en Seúl, capital coreana, se desarrolla entre el 1.º y el 5 de febrero. Originalmente, Alfaro aseguró que todos volverían a Costa Rica el domingo 5 de este mes.