Fundador de Acción Ciudadana debe ¢438.000 de mayo y junio, pues aduce que el partido perdió el rumbo con el despilfarro en gastos electorales

Por: Aarón Sequeira 7 septiembre, 2014
Mariano Salas, asesor del ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez, dice que Ottón Solís no tiene ninguna condición especial como para no pagarle al partido.
Mariano Salas, asesor del ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez, dice que Ottón Solís no tiene ninguna condición especial como para no pagarle al partido.

Mariano Salas, asesor del ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez, criticó al fundador del PAC, Ottón Solís, por deberle dos meses de cuotas a la agrupación.

Según los estatutos del Partido Acción Ciudadana (PAC), los diputados tienen la obligación de dar una contribución al partido de un 5% cada mes.

Sin embargo, Ottón Solís no dio los pagos de mayo y junio, con lo cual le debe a la agrupación ¢438.000.

El fundador del PAC le envió una carta al ahora expresidente del comité ejecutivo, Rodrigo Alberto Carazo, el 5 de agosto, para justificar su negativa a pagarle al partido.

En esa nota, Solís se queja del derroche de dinero durante la campaña electoral y asegura que el partido perdió el rumbo de la austeridad y el trabajo voluntario con los que nació en el 2000.

Ottón Solís. Molestos por la llegada del diputado Víctor Hugo Morales Zapata a la fracción del PAC, cinco de los 13 legisladores oficialistas decidieron trabajar por aparte en el Congreso, con su propia estrategia y con su propio vocero. Ellos alegan que la Asamblea Nacional del Partido Acción Ciudadana (PAC) no ha autorizado el ingreso de Morales, quien fue separado en campaña por ocultar que, en 1994, enfrentó una causa judicial.
Ottón Solís. Molestos por la llegada del diputado Víctor Hugo Morales Zapata a la fracción del PAC, cinco de los 13 legisladores oficialistas decidieron trabajar por aparte en el Congreso, con su propia estrategia y con su propio vocero. Ellos alegan que la Asamblea Nacional del Partido Acción Ciudadana (PAC) no ha autorizado el ingreso de Morales, quien fue separado en campaña por ocultar que, en 1994, enfrentó una causa judicial.

"Ese PAC ya no existe. En el período Marzo 2010-Julio 2013 gastó más de $2 millones. Dentro de otros gastos ajenos a la austeridad predicada, se pautó propaganda pagada en algunos medios de información varios meses antes de comenzara el período electoral y se llevó a cabo un Congreso ideológico durante 4 fines de semana en uno de los hoteles más caros de Costa Rica", dice Ottón en su nota.

En la carta, Solís también se queja de que en la campaña hubieran pululado las personas asalariadas con fondos del partido, las ayudas económicas para algunos candidatos y de que, cuando ya no había contrincantes, se derrochara en banderas y signos externos.

Mariano Salas, quien además de asesor presidencial es asambleísta del PAC, dijo que ni la condición de fundador redime a Ottón Solís de los pagos al partido.

Consultado por La Nación, Solís no sólo lamentó que su carta sea pública, sino también los ataques del asesor del ministro de la Presidencia.

Añadió que con las nuevas autoridades, encabezadas hasta el miércoles por Carazo, empezó a cumplir con sus responsabilidades económicas con el partido.