Ellos compraron bolsas para recoger la basura y muchos dicen no tener plata para pagar $2 por una ducha

Por: Aarón Sequeira 17 abril, 2016

Los africanos varados en la frontera sur, con Panamá, piden la presencia del alcalde de Corredores para la recolección de basura y, eventualmente, la disposición de servicios sanitarios.

Ayer, el Gobierno anunció que pondría condiciones muy básicas para cierta atención de estas personas. Consultado sobre qué significaban esas medidas, el director de Comunicación del Poder Ejecutivo, Boris Ramírez, respondió que se trataba de un toldo y de baterías sanitarias.

Sin embargo, a esta mañana no habían dispuesto más que un toldo de la Fuerza Pública, que está destinado a los policías.

"No somos sucios, nosotros somos limpios", dijo Wilson Cámara, de 34 años, quien dice provenir del Congo.

Él mismo compró bolsas para meter la basura y les pidió a otros de los migrantes ayuda para recoger la basura, que tienen dispuestas en un costado, a 20 metros de donde están esperando una respuesta del Gobierno de Costa Rica.

Cámara añadió que esperan la presencia del ayuntamiento para esa recolección y una decisión del gobierno.

Estados Unidos habla. Anoche, a las 11 p. m., la embajada de Estados Unidos emitió un pronunciamiento en que asegura que conoce de la situación de los migrantes irregulares en la frontera sur de Costa Rica.

"Estados Unidos apoya la migración segura y ordenada, según lo establecen las leyes nacionales e internacionales", aseguró en la nota.

"Comprendemos que los gobiernos regionales trabajan para encontrar soluciones a los continuos desafíos migratorios, incluyendo acciones integrales y coordinadas, que garanticen el respeto de los derechos humanos de todos los migrantes y que promuevan políticas ordenadas y humanitarias", añadió la nota.

Los africanos no sólo esperan respuesta de Costa Rica, sino también algún pronunciamiento del gobierno de Barack Obama que puedan considerar beneficioso para su intención de continuar camino hacia ese país.

Cerca de las 9 a. m. de este domingo la Cruz Roja colocaba un toldo para hacer el control de las personas de riesgo, como las 19 embarazadas y los menores de cinco años que están entre los africanos migrantes.

Etiquetado como: