La principal motivación se enfoca en conseguir trabajo y mejorar ingresos

Por: Daniela Cerdas E. 20 noviembre, 2015

Entre 1970 y el 2010, la cantidad de costarricenses que migró hacia Estados Unidos pasó de 16.691 a 126.418.

Así lo reveló un informe realizado por el Centro de Investigación de Cultura y Desarrollo (Cicde) de la Universidad Estatal a Distancia (UNED), llamado Migraciones internacionales desde Costa Rica .

En la investigación se hizo un trabajo de campo en los cantones de Pérez Zeledón, León Cortés, Dota y Tarrazú, en los cuales se efectuaron una serie de consultas a 358 hogares con familiares en Estados Unidos y a 301 personas que manifestaron su deseo por marcharse a esa nación.

“El dato de los 126.418 ticos que están en ese país se sacó a partir del censo de población del 2010 en Estados Unidos, pero, de ese año a la fecha, esta cantidad pudo haber llegado a los 200.000”, explicó Gustavo Gatica, investigador del Cicde.

Según Gatica, en las entrevistas se evidenció que las motivaciones de los ticos para emigrar tienen un marcado enfoque laboral: buscar un empleo (21,43%); pretender mejores condiciones de vida (36,13%), ahorrar y luego retornar (30,25%).

Las encuestas fueron realizadas entre febrero y marzo de este año.

Aportes. La investigación explicó que la cantidad de remesas desde Estados Unidos a Costa Rica supera los $600 millones anuales.

Según Gatica, este monto duplica el valor anual de las exportaciones de café a Costa Rica y representa el 1,5% del producto interno bruto (PIB).

“Las remesas familiares estarían permitiendo que el 1,76% del total de hogares de los cuatro cantones en estudio no sean contabilizados como hogares pobres por el incremento de los ingresos que perciben gracias a estas transferencias”, dice la investigación.

En el cantón de Pérez Zeledón, por ejemplo, el 58,1% de los hogares reportó recibir remesas con una periodicidad igual o menor a un mes.

La expectativa de migrar hacia Estados Unidos es latente entre población joven en edad económicamente activa y, en el caso de las mujeres, se suma la edad de reproducción.

En los hogares entrevistados con familiares en el extranjero, la principal ocupación de la persona jefa de familia corresponde a amas de casa (44,69%).

El 65% de las remesas que reciben los costarricenses entrevistados son usadas para cubrir los gastos de alimentación, educación y salud.

Por otra parte, poco más de 12% tiene como destino inversiones en negocios, construcción y compra de otros bienes.

Etiquetado como: