Se estima que se movilizaron entre 600 y 800 personas

 7 agosto, 2014

Cientos de yazidíes de Irak, una minoría en peligro ante el avance de los yihadistas sunitas en el norte de Irak, se refugiaron en Turquía, indicó el jueves una fuente oficial turca.

"Cientos de yazidíes entraron a territorio turco desde ayer (miércoles) a la altura del puesto fronterizo de Habur", en el sureste de Turquía, precisó a la AFP esta fuente oficial, que pidió el anonimato.

El número exacto de yazidíes que entraron se desconocía pero un diplomático turco precisó a la AFP que se situaba entre los 600 y los 800.

Los desplazados están albergados en un complejo de Silopi, ciudad situada a proximidad de la frontera entre Irak y Turquía.

Una foto tomada cerca de la ciudad de Taza Khormato muestra humo que salía de una zona controlada por los militantes yihadistas desde el Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIL) de Bashir.
Una foto tomada cerca de la ciudad de Taza Khormato muestra humo que salía de una zona controlada por los militantes yihadistas desde el Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIL) de Bashir.

Otros desplazados, familias enteras que tuvieron que caminar largas horas sin agua ni alimentos, por otra parte están a la espera de poder entrar en Turquía, añadió.

"No discriminamos de forma étnica ni religiosa hacia aquellos que quieran venir a Turquía", dijo el ministro turco de Relaciones Exteriores, Ahmet Davutoglu, en el canal de información NTV.

Subrayó sin embargo que en vista de la experiencia siria, Turquía, que acogió a más de 1,2 millones de desplazados sirios desde el inicio del conflicto en este otro Estado fronterizo, prefería albergar a desplazados iraquíes, sean yazidíes, turcomanos (comunidad turcohablante) o kurdos, en campos instalados en el interior de Irak, en zonas seguras.

Davutoglu convocó el jueves en su ministerio una reunión de responsables militares para abordar la situación humanitaria y de seguridad en el norte de Irak, donde la ofensiva del Estado Islámico (EI) provocó el éxodo de decenas de miles de cristianos.

El domingo, combatientes del grupo ultrarradical del EI tomaron el control de la ciudad de Sinjar, bastión de los yazidíes, hasta ahora en manos de las fuerzas kurdas.

La ciudad, situada entre la frontera siria y Mosul, es una de las ciudades en las que se encuentran los yazidíes, una minoría kurdohablante adepta de una religión preislámica en parte salida del zoroastrismo considerada por los yihadistas como "adoradora del diablo".

Turquía alberga en Batman y Viransehir, dos ciudades del sureste anatolio pobladas mayoritariamente de kurdos, una pequeña comunidad de yazidíes de unas 500 personas, libres de ejercer su culto.

Etiquetado como: