Representante del sindicato dijo que el acuerdo alcanzado con la empresa concesionaria es transitorio y mínimo porque no contempla la negociación por un aumento salarial.

 14 agosto, 2012
 Bonaerenses caminaban ayer a lo largo de una terminal en Constitución. | AFP.
Bonaerenses caminaban ayer a lo largo de una terminal en Constitución. | AFP.

Buenos Aires. (AP). El servicio de metro de Buenos Aires comenzó a funcionar hoy después de una huelga sin precedentes de diez días en reclamo de un aumento salarial y mejoras laborales.

Roberto Pianelli, representante del sindicato integrado por los llamados metrodelegados, dijo a periodistas ayer por la noche que el acuerdo alcanzado con la empresa Metrovías, concesionaria del servicio, es transitorio y mínimo porque no contempla la negociación por un aumento salarial.

La medida de fuerza, iniciada el 3 de agosto, afectó al millón de usuarios que viajan diariamente en las seis líneas de subterráneos y de premetro (tren de superficie), que se vieron obligados a utilizar otros medios de transporte público, como autobuses. Ello generó múltiples trastornos de tráfico y el malhumor de los capitalinos.

Las partes en disputa firmaron finalmente un convenio en la SubsecretarÍa de Trabajo de la ciudad que contempla ventajas laborales para los trabajadores, como mayores períodos de licencia por maternidad, adopción y fallecimiento, además de una suma fija extraordinaria con los sueldos de agosto que rondará una suma de entre $347 y $695, según la categoría de los trabajadores.

“No estamos contentos, sino aliviados”, dijo Pianelli, quien criticó duramente al alcalde Mauricio Macri. El gremialista dijo que la discusión sobre el aumento salarial fue pospuesta para una futura negociación. Los trabajadores reclamaban un incremento de 28%.

Etiquetado como: