30 mayo, 2012

Bogotá. AFP. Miles de personas recibieron tapabocas en ciudades vecinas al volcán Nevado del Ruiz, que en la madrugada de ayer comenzó a emitir cenizas y obligó a restringir las operaciones aéreas y a declarar el alerta naranja en esa región.

“Esta madrugada se registraron varios sismos en la zona volcánica, de los cuales no tenemos su intensidad. Por ello se incrementó el nivel de alerta de amarilla a naranja”, informó un vocero de la Oficina de Gestión del Riesgo.

El nivel amarillo implica únicamente inestabilidad mientras que naranja significa que es probable que se presente una erupción en término de días o semanas, detalló esta oficina en un comunicado.

La actividad sísmica generó una emisión de cenizas que, por la fuerza del viento, alcanzó cascos urbanos en los departamentos de Caldas, Risaralda y Valle.

Los aeropuertos de las ciudades de Manizales, Pereira, Armenia y Cartago suspendieron actividades de forma temporal por la presencia de ceniza, reportó la oficina de prensa de Aeronáutica Civil.

Gestión del Riesgo señaló que por el momento no se han registrado evacuaciones en las zonas aledañas, aunque “se ha advertido a la población que vive en las orillas de los ríos que descienden del volcán que tengan especial cuidado en el cambio del nivel de las aguas”.