20 octubre, 2012
 En la plaza Bolívar, Bogotá, se exhibían el jueves fotografías de militantes desaparecidos del Partido Unión Patriótica (fundado por las FARC). | AFP
En la plaza Bolívar, Bogotá, se exhibían el jueves fotografías de militantes desaparecidos del Partido Unión Patriótica (fundado por las FARC). | AFP

Bogotá. AFP. Dar respuesta satisfactoria a las víctimas del conflicto armado en Colombia, el más prolongado del continente –desde hace casi medio siglo– será uno de los puntos más complejos del proceso de paz iniciado entre el Gobierno y la guerrilla de las FARC esta semana en Noruega, dijeron expertos.

El problema de los cientos de miles de víctimas figura como uno de los cinco puntos de la agenda que se discutirá en La Habana a partir del 15 de noviembre, y afloró incómodamente en los discursos de instalación de la mesa de diálogo.

“Las FARC deben dar la cara a las víctimas”, dijo, enfáticamente, el jefe de la delegación gubernamental, el ex vicepresidente Humberto de la Calle. “No hemos cometido crímenes contra el pueblo”, replicó Iván Márquez, número dos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), quien encabeza el equipo de la guerrilla.

A lo largo de las últimas cinco décadas, el conflicto interno colombiano, en el que han participado diversas guerrillas de izquierda, grupos paramilitares de extrema derecha, narcotraficantes y agentes del Estado ha dejado al menos 600.000 muertos, unos 15.000 desaparecidos y 3,7 millones de personas desplazadas por la violencia.

“Hay que escuchar la voz de las víctimas, que además son muchas. Hay que hacer el máximo esfuerzo posible por brindarles verdad y reparación. Cincuenta años de violencia no es cualquier cosa”, dijo Luis Eduardo Celis, de la Corporación Nuevo Arco Iris, que estudia este asunto.

El parlamentario de izquierda y defensor de los derechos humanos Iván Cepeda sostuvo que la instalación de la mesa de conversaciones “suscita optimismo y entusiasmo”, aunque reconoció que los discursos de los delegados muestran “lo difícil que será este camino”.

“En estos 50 años, tanto las guerrillas como el Estado han cometido crímenes de lesa humanidad”.