Por: Alexandra Araya M. 5 marzo, 2014
Pantalla completa Reproducir
1 de 8

Este miércoles se cumple un año de la muerte del expresidente Hugo Chávez y su sucesor Nicolás Maduro se enfrenta a una severa crisis económica y social, según señalan los analistas.

La conmemoración de la histórica fecha está enmarcada en una aguda crisis por cuenta de las tres semanas de protestas estudiantiles.

En estos 21 días los enfrentamientos entre el Gobierno y los manifestantes han dejado un político encarcelado, tres órdenes de captura contra líderes opositores, 500 detenidos, 261 heridos, 7 uniformados de la Guardia Nacional investigados por excesos de autoridad y homicidio, y lo que es más grave: 18 personas muertas, según datos de la Defensoría de Venezuela.

Con un desfile cívico-militar, el gobierno de Maduro conmemorará hoy el primer aniversario de la muerte del líder de la "revolución socialista del siglo XXI" en Venezuela, en momentos las protestas callejeras no dan marcha atrás contra su heredero político, para quien sus simpatizantes piden "tiempo" porque esta "aprendiendo a gobernar".

A falta de cifras oficiales, los diarios caraqueños reseñaron que el 2013 fue el año más violento desde que se instaló el chavismo en el poder y eso que con Maduro se implementó el Plan Patria Segura.

No obstante, datos del Observatorio Venezolano de Violencia, señalan que el año 2013 culminó con una cifra de casi 25.000 muertes violentas. Con Hugo Chávez los casos no subieron a 12.000.

Un ejemplo de ello fue lo ocurrido el pasado 6 de enero, con el asesinato de la ex Miss Venezuela Mónica Spear, a quien le dispararon junto a su esposo y en presencia de su hija de cinco años, que quedó herida. El hecho llevó a los venezolanos a redoblar sus demandas de solución para la criminalidad.

La continuidad del modelo económico ha derivado en escasez de alimentos y de productos básicos de un 28%, la caída en la producción y renta petrolera, el desplome en las reservas internacionales del país y un incremento en inflación, que en 2013 alcanzó el 56,2%, según las cifras oficiales del Banco Central de Venezuela.

Sobre la economía, el actual ministro de Finanzas, Nelson Merentes, quien en conferencia de prensa explicó que los generosos subsidios del Gobierno sí reducen la pobreza, pero en contraste reconoce que el país tiene la inflación más grande de América Latina, un crecimiento lento, escasez y una industria de bajo rendimiento.

Por ejemplo, la Cámara Venezolana Automotriz informó que en enero pasado el ensamblaje de vehículos cayó un 84 % con respecto a enero pasado.

Mientras que 26 de cada 100 establecimientos de comercio no se encuentran productos de la canasta básica.

Poderes especiales. En noviembre del año pasado, Nicolás Maduro recibió poderes especiales de la Asamblea Nacional, lo que le permitirá gobernar por decreto durante un año. Chávez, en sus casi 15 años de gobierno, acudió a ellos en cuatro ocasiones y sancionó más de 200 leyes.

Cuando Chávez llegó al poder, en 1999, había 16 ministerios, mientras que el año pasado aumentaron a 36 (se incrementaron en 125% con varios añadidos por Maduro). Había 900.000 empleados públicos, ahora son 2.300.000 (aumentaron 155% con fines electorales).

La producción petrolera en 1999 era de 3.500.000 de barriles diarios (bpd) y Petróleos de Venezuela PDVSA contaba con 40.000 empleados; actualmente, produce 2,3 millones de barriles por día (32,27% menos) y cuenta con una nómina de 120 mil (un aumento de 300%).

El informe de febrero de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) advierte una caída en la producción de Venezuela durante enero.

De acuerdo con el reporte, con cifras aportadas directamente por el gobierno, en el primer mes de 2014 hubo una disminución de 6.100 barriles diarios con respecto al volumen de diciembre. Sin embargo, la producción se ha logrado mantener por encima de 2,8 millones de barriles por día.

La OPEP también presenta las cifras que divulgan fuentes secundarias como la Agencia Internacional de Energía y el Centro de Estudios Globales de Energía, y están por debajo de las que señalan las autoridades de Venezuela.

Esas organizaciones indican que la producción petrolera venezolana disminuyó 18.800 barriles diarios y se mantiene estancada en 2,3 millones de barriles por día.