El mandatario Nicolás Maduro acusó a funcionarios de fomentar junto con la oposición supuestos actos de sabotaje económico y eléctrico

 30 septiembre, 2013

Caracas

Nicolás Maduro ofreció trabajo a todos aquellos médicos graduados en Cuba cuyos títulos no son reconocidos en sus respectivos países.
Nicolás Maduro ofreció trabajo a todos aquellos médicos graduados en Cuba cuyos títulos no son reconocidos en sus respectivos países.

El presidente Nicolás Maduro ordenó este lunes la expulsión de tres diplomáticos de la embajada de Estados Unidos en Caracas, a los que acusa de fomentar junto con la oposición supuestos actos de sabotaje económico y eléctrico en Venezuela.

"Ordeno al canciller, Elías Jaua, que proceda a expulsarlos del país. Tienen 48 horas para irse del país los funcionarios (...) Yankees go home, fuera de Venezuela", dijo en un encendido discurso público Maduro, sin precisar los cargos de los diplomáticos.

Maduro citó a los funcionarios que serán expulsados, pero una fuente de la embajada de Estados Unidos en Caracas consultada telefónicamente por la AFP no pudo confirmar estos nombres como pertenecientes a personal de la sede diplomática.

El mandatario venezolano acusó a los diplomáticos de reunirse "con la extrema derecha venezolana" para "financiarlos y alentar acciones para sabotear el sistema eléctrico y la economía" en el país.

"¡No importa las acciones que tome el gobierno de (el presidente estadounidense) Barack Obama! No vamos a permitir que venga un gobierno imperial a traer dinero y a ver cómo paran las empresas básicas y a ver cómo paran la electricidad para apagar toda Venezuela", añadió Maduro en un acto militar desde el estado de Falcón (noroeste).

El pasado 5 de marzo, unas horas antes de que se anunciara el fallecimiento del presidente Hugo Chávez (1999-2013), el gobierno venezolano expulsó a dos agregados militares de la representación diplomática por supuestamente promover "proyectos desestabilizadores" contra el gobierno.

Estados Unidos y Venezuela se mantienen sin embajadores desde 2010, aunque los estadounidenses son los mayores compradores de crudo venezolano.