Chile y Uruguay son los países menos corruptos, según ONG

 5 diciembre, 2012
 El presidente de Venezuela, Hugo Chavez, mostró sonrisas y gestos de apoyo como parte de su campaña en julio, en Maracay.
El presidente de Venezuela, Hugo Chavez, mostró sonrisas y gestos de apoyo como parte de su campaña en julio, en Maracay.

Berlín (AFP). Chile y Uruguay aparecen como los países menos corruptos de América Latina mientras que Venezuela es el más, según el Índice de Percepción de la Corrupción que elabora la ONG Transparency International, divulgado hoy en Berlín.

La lista de 176 países la encabezan Dinamarca, Finlandia y Nueva Zelanda, que obtuvieron 90 de los 100 puntos posibles.

En el continente americano, la lista la encabeza Canadá (en el puesto 9 con 84 puntos) seguido de Barbados, en el puesto 15, y Estados Unidos en el 19.

Entre los latinoamericanos, Chile y Uruguay son los menos corruptos, y comparten el puesto 20 con una nota de 72 puntos de los 100, que refleja el máximo nivel de transparencia.

Costa Rica está en el puesto 48, con 54 puntos. El puesto 58 es de Cuba y el 69 de Brasil.

La posición 83 la comparten El Salvador, Jamaica, Panamá y Perú. Colombia aparece en la posición 94, Argentina en la 102 y Bolivia y México en la 105.

Guatemala está en la posición 113, República Dominicana en en la 118, Nicaragua en la 130, Honduras, de 133, y Paraguay en el lugar 150.

Venezuela cierra la lista en el puesto 165, que comparte con Haití, con una nota de 19 puntos, solo por delante de países como Afganistán, Corea del Norte, Somalia o Irak, que se consideran los más corruptos del mundo.

En total, dos tercios de los 176 países clasificados en el Índice obtuvieron una puntuación inferior a 50 puntos. La recolección de datos estuvo a cargo de 13 instituciones internacionales, entre ellas, el Banco Mundial, los bancos asiático y africano de desarrollo y el Foro Económico Mundial.

Esta lista se limita a reflejar la percepción de la corrupción, y no tanto el problema en sí. Sin embargo, según el informe, los resultados demuestran que las instituciones públicas “deben incrementar su transparencia y que los funcionarios en puestos de poder deben rendir cuentas de manera más rigurosa”.

Etiquetado como: