5 octubre, 2012

Caracas. EFE. Ante la cercanía de las elecciones presidenciales del domingo, muchos venezolanos realizaron ayer compras apresuradas para llenar sus despensas, mientras que algunas empresas internacionales establecieron planes de contingencia para permitir que sus empleados extranjeros salgan del país como una medida de carácter preventivo.

“Seis latas de atún por persona” , se leía en un cartel de un supermercado del este de Caracas, donde decenas de personas esperaban pacientemente en fila para pagar su carrito lleno de alimentos.