11 abril, 2013

Montevideo. AP. La Cámara de Diputados uruguaya aprobó ayer una ley que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo, impulsada por el gobierno de José Mujica, lo que convierte al país en el segundo de América Latina en permitir este tipo de unión (Argentina fue el primero, en el 2010).

El texto recibió 71 votos a favor de 92 legisladores presentes, especialmente por los legisladores de los tres principales partidos: el gobernante Frente Amplio (izquierda), el Partido Nacional (centro) y el Partido Colorado (derecha). Ahora, el llamado “ proyecto de matrimonio igualitario ”, ya refrendado en el Senado el 2 de abril, debe ser promulgado como ley por el Poder Ejecutivo en un lapso de 10 días.

La diputada oficialista Valeria Rubino, que vestía con los colores del arcoíris, dijo que votar la ley era “fundamental ” y que los homosexuales, así como los heterosexuales, “conforman familias”.

Por su parte, el diputado nacionalista Gerardo Amarilla intervino en contra del texto. “Esta norma desvirtúa y desnaturaliza la institución del matrimonio” , afirmó.

El proyecto original surgió de un texto del Colectivo Ovejas Negras, que promueve demandas de grupos homosexuales, y retomado por diputados del Frente Amplio.

“Estamos viviendo un hecho histórico. Hoy Uruguay salda su deuda con muchos uruguayos que aún sufren discriminación” , manifestó Federico Graña, uno de los líderes del Colectivo Ovejas Negras. “Hoy, a nivel estatal, se le da dignidad al amor entre dos personas del mismo sexo” , agregó.

“En función de los trámites necesarios, calculamos que las primeras parejas homosexuales se estarán casando 90 días después de promulgada la ley, o sea, que debería ser a mediados de julio”, anticipó Federico Graña.

Etiquetado como: