El avión del número uno del ejército fue alcanzado por un cohete la noche de ayer, en un ataque que hirió a dos soldados estadounidenses

 21 agosto, 2012
 Martin Dempsey (centro), ayer en Kabul. | AFP.
Martin Dempsey (centro), ayer en Kabul. | AFP.

Bagram. (AFP). El avión del número uno del ejército estadounidense fue alcanzado por un cohete la noche de ayer cuando se encontraba estacionado en la base de Bagram en Afganistán, en un ataque que hirió a dos soldados estadounidenses, según el ejército estadounidense.

El general Martin Dempsey, jefe del Estado Mayor del ejército estadounidense, y su equipo, que dormían en el momento del incidente, no estuvieron en peligro en ningún momento, aseguraron varios oficiales estadounidenses.

Pero los daños provocados al avión obligaron a Dempsey a optar por otro aparato para abandonar el país a mediodía, después de dos días de visita, indicó el coronel Dave Lapan, su portavoz.

En total, dos cohetes cayeron durante la noche sobre el gran aeropuerto de Bagram, la mayor base aérea militar del país. Las esquirlas provocadas por uno de esos disparos alcanzaron la puerta del C-17 del general Dempsey, precisó.

Dos soldados estadounidenses encargados del mantenimiento de las aeronaves en Bagram resultaron levemente heridos en el ataque, según la misma fuente.

Los disparos de cohetes contra las bases militares de la OTAN son bastante frecuentes en el país, incluido en Bagram, pero rara vez causan víctimas o daños importantes, según la Fuerza Internacional de la OTAN en Afganistán (ISAF), dirigida por los estadounidenses.

Etiquetado como: