El conflicto ha dejado ya más de 600 muertos en tres meses

 16 julio, 2014

Kiev.

Soldados ucranianos prepararon ayer un tanque blindado, cerca de la frontera con Rusia. Ucrania insistió en que no habrá ningún alto el fuego o negociaciones si los separatistas en el este del país no renuncian a sus armas. | EFE
Soldados ucranianos prepararon ayer un tanque blindado, cerca de la frontera con Rusia. Ucrania insistió en que no habrá ningún alto el fuego o negociaciones si los separatistas en el este del país no renuncian a sus armas. | EFE

Ucrania lanzó este miércoles una ofensiva diplomática para que la Unión Europea adopte nuevas sanciones contra Rusia, acusada de apoyar a los separatistas rebeldes del este.

Los jefes de Estado y de gobierno de la Unión Europea se reúnen por la noche en una cumbre en la que podrían ampliar sus sanciones contra Rusia.

"Hay un cierto cansancio con Rusia, que promete y luego no hace nada", indicó una fuente en Bruselas.

El ministerio ucraniano de Exteriores pidió la adopción de sanciones de la llamada "fase 3" para oponerse a la agresión rusa".

Por su parte el presidente Petro Poroshenko afirmó en sus numerosos contactos directos o telefónicos con los occidentales que siguen llegando "combatientes y armas" desde Rusia hacia el este de Ucrania.

El conflicto ha dejado ya más de 600 muertos en tres meses.

Los esfuerzos diplomáticos llevados a cabo por Alemania y Francia para hallar una solución pacífica no han dado de momento ningún resultado.

Además, las conversaciones previstas vía videoconferencia entre los mediadores y los rebeldes prorrusos, previstas el martes, no se llevaron a cabo.

El grupo de contacto -formado por la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), Ucrania y Rusia- acusó a los separatistas de ser responsables de este fracaso.

"Esto demuestra la falta de buena voluntad de los separatistas para entablar negociaciones sustanciales sobre un alto el fuego aceptable mutuamente", indicó el grupo, en la web de la OSCE.

El presidente ucraniano Petro Poroshenko aseguró que tiene el apoyo de Alemania y Estados Unidos en su ofensiva contra los separatistas.

Poroshenko habló el martes por teléfono con la jefa del gobierno alemán Angela Merkel y el vicepresidente de Estados Unidos Joe Biden para ver "qué apoyo puede aportar la comunidad internacional" a Ucrania.

Según una fuente europea, los países de la UE podrían decidir la congelación de todos los programas en Rusia del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y del Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD) así como incluir nuevos nombres a la lista de personas sancionadas.

Sin embargo parecen poco probables las sanciones de la llamada "fase 3", que afectarían duramente a sectores enteros de la economía rusa.

Estados Unidos dio a entender el martes que podría endurecer unilateralmente sus sanciones contra Rusia si la UE no se decide a hacerlo.

Hasta ahora la UE ha prohibido entregar visados a 60 personalidades rusas y ucranianas implicadas en el conflicto y ha congelado sus cuentas.

Por otra parte, el comité de investigación ruso anunció el miércoles la muerte de dos militares rusos alcanzados el lunes por disparos de las fuerzas ucranianas, y decidió lanzar una investigación.

En el terreno, la situación era relativamente tranquila, aunque centenares de habitantes de Donetsk tomaban autobuses proporcionados por los separatistas en dirección de Rusia, constató un periodista de la AFP.

"Espero volver un día a mi casa, pero por el momento ya no es posible vivir allí, nos bombardean", dijo Viktor Gontcharov, de 67 años, residente de Krasnogorivka, localidad al oeste de Donetsk afectada en los últimos días por disparos de lanzacohetes Grad.