8 septiembre, 2016

Montreal

Uber y el gobierno de Quebec anunciaron el jueves un acuerdo para que la compañía estadounidense opere durante un año en base a normas de esa provincia canadiense.

Las autoridades habían amenazado a Uber con prohibirle operar si no se adaptaba a esas normas antes de este jueves.

El ministro de Transporte de Quebec, Laurent Lassard, dijo que el acuerdo "respeta los parámetros requeridos para que Uber preste un servicio de taxis en Quebec"

Uber se comprometió a pagar impuestos provinciales y federales por los viajes de sus conductores, según medios de prensa locales.

Además, se comprometió a que en conjunto sus conductores no trabajen más de 50.000 horas semanales.

Uber también se comprometió a pagar una tasa por viaje que las autoridades deberán destinar a modernizar la flota local de taxis.

Lassard dijo que en ese marco, los taxis tradicionales y los vehículos de Uber "competirán en forma más pareja".

Como en varias partes del mundo, el desembarco de Uber desató en Canadá la hostilidad de los taxistas.

Los de Quebec recurrieron a la justicia en febrero para intentar cerrar el paso a Uber.

Edmonton, capital de la provincia de Alberta, se convirtió el 27 de enero en la primera de Canadá de legalizar Uber.

Ottawa ya dio luz verde para que Uber empiece a operar el 30 de setiembre.

Y en Toronto, la mayor ciudad de Canadá, el gobierno municipal creó una nueva categoría de licencia de taxi para los conductores de Uber.

Etiquetado como: