251 personas están bajo prisión preventiva por pertenencia a una organización terrorista

 24 julio, 2015
En la imagen, tanques del Ejército turco ocupa posiciones cercanas a la frontera con Siria.
En la imagen, tanques del Ejército turco ocupa posiciones cercanas a la frontera con Siria.

Estambul

Tres aviones F16 de las fuerzas aéreas turcas bombardearon este viernes varios objetivos en manos del grupo Estado Islámico (EI) en territorio sirio, al día siguiente de un choque entre Ejército turco y yihadistas en la frontera, anunciaron los servicios del primer ministro, Ahmet Davutoglu.

Los aviones turcos golpearon entre 3:40 a. m. y 3:53 a. m., hora local, con misiles "dos cuarteles generales y un punto de encuentro" de combatientes de EI antes de regresar a su base de Diyarbakir (sureste), añadió la declaración publicada por los servicios de Davutoglu.

Según la agencia de prensa Dogan, los blancos turcos estaban localizados alrededor del pueblo de Havar, enfrente de la provincia turca de Kilis (sur).

"La República de Turquía está decidida a tomar todas las precauciones para defender la seguridad nacional", aseguró la declaración, y precisó que estos bombardeo fueron decididos en una reunión de seguridad celebrada la noche del jueves alrededor del jefe de Gobierno.

Combatientes yihadistas dispararon el jueves desde Siria contra un puesto fronterizo del Ejército turco en la región de Kilis, mataron a un suboficial e hirieron a dos soldados, según el Estado Mayor.

Blindados turcos respondieron de inmediato abriendo fuego contra una posición yihadista, mataron a un combatiente y dañaron tres vehículos.

Las autoridades turcas han arrestado y expulsado a 1.270 extranjeros sospechosos de viajar a Siria para unirse a las filas del EI
Las autoridades turcas han arrestado y expulsado a 1.270 extranjeros sospechosos de viajar a Siria para unirse a las filas del EI

Un atentado suicida, atribuido por Turquía al movimiento yihadista, apuntó el lunes contra militantes prokurdos en Suruç (sur) cerca de la frontera siria, donde causó 32 muertos y un centenar de heridos.

Intenso operativo. Además, la policía turca detuvo a 251 personas durante la operación antiterrorista lanzada en todo el país contra el grupo Estado Islámico (EI) y el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

"Por el momento un total de 251 personas fueron puestas bajo prisión preventiva por pertenencia a una organización terrorista", afirmó el departamento del primer ministro, Ahmet Davutoglu.

La redada se llevó a cabo en 13 provincias del país, añadió.

Una militante de extrema izquierda murió durante esta redada en un tiroteo con la policía en un barrio de Estambul, informó la agencia progubernamental Anatolia.

Formaba parte del Partido Frente Revolucionario de Liberación del Pueblo (DHKP-C), un grupo marxista autor de numerosos atentados en Turquía.

Según la agencia de prensa Dogan, los policías registraron 140 direcciones distintas en Estambul, donde 5.000 policías y helicópteros participan en la operación.

La redada se produce cuatro días después de un atentado suicida, que el gobierno islamista conservador turco atribuyó al movimiento yihadista.

Este atentado fue dirigido contra militantes prokurdos en Suruc (sur), cerca de la frontera siria, y causó 32 muertos y un centenar de heridos.