Órgano también ordenó la confiscación de bienes

 23 septiembre, 2013

El Cairo

Una manifestante reacciona durante los choques entre simpatizantes de los Hermanos Musulmanes del depuesto presidente egipcio Mohamed Mursi.
Una manifestante reacciona durante los choques entre simpatizantes de los Hermanos Musulmanes del depuesto presidente egipcio Mohamed Mursi.

La justicia egipcia prohibió este lunes las "actividades" de los Hermanos Musulmanes y ordenó la confiscación de los bienes de la influyente cofradía de la que forma parte el derrocado presidente Mohamed Mursi, informó la televisión de Estado.

Los Hermanos Musulmanes ganaron a finales de 2011 las elecciones legislativas en Egipto. Desde la destitución de Mursi a principios de julio, las nuevas autoridades instaladas por el ejército reprimen violentamente las manifestaciones a favor del derrocado presidente y han arrestado a los principales dirigentes de la cofradía.

La sentencia del Tribunal reunido de urgencia hoy se aplica a la cofradía -que no tiene existencia legal alguna- así como a la Asociación de Hermanos Musulmanes, una ONG creada bajo la presidencia de Mursi y acusada de servir de fachada a la cofradía, pero también "a toda organización que emana de ellos o es financiada por ellos".

El partido de la Libertad y la Justicia, brazo político de los Hermanos Musulmanes, había ganado confortablemente las legislativas a fines de 2011. Podría caer también bajo el peso de esa sentencia.