Ejército respondió a ataques rebeldes; atentado en Damasco causó cinco muertes

 27 octubre, 2012
 Rebeldes sirios se enfrentaron a balazos ayer con el Ejército en el barrio Karmal Jabl, en la ciudad de Alepo. | AP.
Rebeldes sirios se enfrentaron a balazos ayer con el Ejército en el barrio Karmal Jabl, en la ciudad de Alepo. | AP.

Damasco. AFP. La tregua instaurada ayer por la mañana en Siria con motivo de la fiesta religiosa de Aid al-Adha voló en pedazos en apenas unas horas, con un atentado mortífero en Damasco y el anuncio del Ejército de que estaba respondiendo a ataques rebeldes.

Ayer habían muerto al menos 61 personas en todo el país, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Por iniciativa del emisario internacional Lakhdar Brahimi, la mayor parte de insurgentes y el Ejército se comprometieron el jueves a observar un alto el fuego por cuatro días de la fiesta musulmana del sacrificio, aunque reservándose el derecho a responder en caso de ataque de la otra parte.

En un comunicado leído en la televisión oficial, el Ejército anunció que recurrió a ese derecho de respuesta a ataques rebeldes en Deir Ezzor, Deraa, Idleb y Damasco.

Al mismo tiempo, la televisión nacional y el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) anunciaron que al menos cinco personas murieron y unas treinta resultaron heridas en un atentado con coche bomba en el barrio de Daf Shawk, en el sur de Damasco.

En el sur del país, otro coche bomba que estalló en un retén de la ciudad de Deraa mató a tres soldados e hirió a ocho, según el OSDH, que basa sus informaciones en una red de militantes y médicos.

El Frente al-Nosra, un grupo yihadista rebelde que reivindicó la mayoría de los atentados de los últimos meses, rechazó el miércoles unirse a la tregua. Ayer, la televisión estatal mostró al presidente Bashar al-Asad orando en una mezquita de Damasco, sonriente y relajado, mientras sigue afrontando una revuelta popular convertida en conflicto armado que ya ha dejado más de 35.000 muertos desde marzo de 2011.

Como cada viernes, los opositores se manifestaron en Damasco y en todo el país contra el político.

Etiquetado como: