Proceso lleva tres meses y normalmente dura mes y medio

 10 abril, 2015
En la fotografía el presidente de Francia, François Hollande y el embajador propuesto Laurent Stefanini
En la fotografía el presidente de Francia, François Hollande y el embajador propuesto Laurent Stefanini

París

Tres meses después de la designación de Laurent Stefanini como embajador de Francia en el Vaticano, las autoridades francesas esperan aún recibir el visto bueno de la Santa Sede, dijeron a EFE fuentes diplomáticas, una demora atribuida supuestamente a la homosexualidad del diplomático.

"Stefanini fue nombrado embajador porque es un excelente diplomático que dispone de todas las cualidades para ocupar ese puesto. Esperamos la respuesta a nuestra petición de consentimiento", indicaron hoy las fuentes oficiales francesas como único comentario a la polémica generada.

El cargo, según recordó esta semana el diario Le Monde, está vacante desde principios de marzo, dado que el anterior representante de Francia ante el Estado pontificio, Bruno Joubert, ya regresó al país.

"Stefanini conoce bien Roma. El actual jefe de protocolo del Elíseo, de 55 años, fue el número dos de la embajada de 2001 a 2005" , señaló el vespertino, que destaca que la curia romana ya le pudo "someter a prueba" en su primera estancia en la ciudad.

La nunciatura apostólica en París, según sus fuentes, no se ha pronunciado oficialmente, pero ha hecho saber que su candidatura tiene pocas posibilidades de ser aceptada por los servicios pontificios pese al apoyo recibido por parte del Arzobispado de París.

Un plazo de tres meses, añaden fuentes italianas en el diario Le Parisien, es anormal, dado que este tipo de procesos no suele prolongarse más de mes y medio.

"Tradicionalmente el Vaticano no expresa su rechazo. No responde, no da explicaciones, y le corresponde al país afectado interpretar esa ausencia de respuesta", concluye el rotativo, que recuerda que la elección de Stefanini contaba con el respaldo tanto del presidente, François Hollande, como del consejo de ministros.