17 noviembre, 2015
Los estados miembros de la Unión Europea brindarán apoyo a Francia en su lucha contra el Estado Islámico.
Los estados miembros de la Unión Europea brindarán apoyo a Francia en su lucha contra el Estado Islámico.

Los 28 países respaldaron este martes de forma unánime la petición de Francia de activar la cláusula comunitaria para la defensa colectiva, invocada en el Consejo de Ministros de Defensa de la Unión Europea tras los atentados en París.

"Hoy Francia pide la ayuda y asistencia de toda Europa, y toda Europa, unida, responde sí", declaró en una rueda de prensa durante la celebración del Consejo la jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Federica Mogherini.

El ministro galo de Defensa, Jean-Yves Le Drian, corroboró por su parte que cada país ha dicho que va a ayudar y va a asistir, cada uno contribuirá de una manera o de otra.

Le Drian invocó hoy ante sus homólogos el artículo 42.7 de los tratados comunitarios, referido a que si un Estado miembro es "víctima de una agresión en su territorio, los demás le deberán ayuda y asistir con todos los medios a su alcance", de acuerdo con el artículo 51 de la Carta de Naciones Unidas.

La invocación de este artículo, que es la primera vez que se utiliza, no requiere más decisiones ni formalidades por parte del Consejo ni implica la puesta en marcha de una misión u operación en el marco de la Política de Seguridad y Defensa Común de la UE, precisó Mogherini.

"Hoy la Unión Europea, a través de todos los ministros de Defensa de todos los Estados miembros, expresa de manera unánime su total apoyo y disposición a conceder toda la ayuda y asistencia requerida y necesaria", señaló, e informó de que muchos Estados miembros ya han anunciado hoy ofertas de ayuda a través de asistencia material o apoyo en otros escenarios.

La alta representante comunitaria afirmó que Francia estará en contacto con los Estados miembros en las próximas horas y días para especificar el apoyo que requiere, y que la UE garantizará la mayor eficacia en nuestra respuesta común.

Fuentes comunitarias especificaron que, a continuación, los Estados miembros deberán ver bilateralmente con Francia la ayuda que pueden aportar, mientras que el papel de la UE se limitaría a una coordinación.

Etiquetado como: