10 mayo, 2016
Investigadores forenses inspeccionan un vagón de tren en la estación de Grafing cerca de Múnich, Alemania.
Investigadores forenses inspeccionan un vagón de tren en la estación de Grafing cerca de Múnich, Alemania.

Múnich

Un hombre murió y tres resultaron heridos este martes cerca de Múnich en un ataque con cuchillo cometido por un alemán, que invocó motivos islamistas, según las autoridades.

Según la fiscalía, el atacante, de 27 años, apuñaló a cuatro personas en la estación S-Bahn (trenes interurbanos) de Grafing, pequeña localidad al este de Múnich.

Una de las víctimas, un hombre de unos 50 años, falleció como consecuencia de las heridas. Los heridos tienen 58, 43 y 55 años.

"El agresor hizo declaraciones en el lugar del crimen que indican motivos políticos, aparentemente islamistas", afirmó un portavoz de la fiscalía.

"La naturaleza exacta de estas declaraciones está siendo verificada", añadió.

Según la prensa local, que cita a testigos, el hombre gritó "Alá Akbar" ("Alá es grande"). El hombre fue detenido en el mismo lugar de los hechos, en esta localidad de 13.000 habitantes.

El ministro bávaro del Interior precisó no obstante que los investigadores verifican si se trata de "un desequilibrado o de un tema de adicción a la droga". "Todo esto debe ser aclarado" dijo a la prensa Joachim Hermann.

El hombre, un alemán originario de Hesse (oeste) no era de origen inmigrante, según las autoridades.

"El presunto agresor fue detenido. Ya no hay peligro para la población" afirmó por su lado una portavoz de la policía, Michaela Gross, a la cadena de televisión ntv. Según ella, la estación fue cerrada para permitir el trabajo de los investigadores.

Etiquetado como: