Partido de la Libertad obtendría apenas un 12,2% del total de los votos

 24 mayo, 2014

La Haya. AFP. El ultraderechista holandés Geert Wilders no logró movilizar a sus partidarios ayer durante las elecciones europeas en Holanda, donde los sondeos apuntan a un duro revés para su euroescéptica formación , el Partido de la Libertad (PVV).

Los analistas estiman que la derrota de Wilders no entorpecerá, sin embargo, la esperada subida de los euroescépticos en las elecciones, aunque pone de relieve el desafío de estos partidos para motivar un electorado poco propenso a ir a las urnas.

“Geert Wilders simplemente no pudo movilizar a sus partidarios”, aseguró André Krouwel, politólogo en la universidad libre de Amsterdam.

Según un sondeo de Ipsos realizado a pie de urna y hecho público por la televisión pública holandesa NOS, el PVV obtendría un 12,2% de los votos (tres escaños), contra el 17% hace cinco años (cinco bancas).

La tasa de participación, del 37%, fue similar a la de 2009.

Según se prevé, el PVV terminaría en cuarta posición en Holanda por detrás de los centristas del D66 (15,6%), los demócrata-cristianos del CDA (15,2%) y los liberales del VVD (12,3%).

El líder del Partido de la Libertad, Geert Wilders, emitió su voto ayer en las elecciones al Parlamento Europeo en un colegio electoral instalado en la escuela de primaria De Walvis en La Haya. | EFE
El líder del Partido de la Libertad, Geert Wilders, emitió su voto ayer en las elecciones al Parlamento Europeo en un colegio electoral instalado en la escuela de primaria De Walvis en La Haya. | EFE

Los primeros resultados de los comicios se conocerán mañana, cuando cierren los últimos colegios electorales en Italia.

“Geert Wilders no consiguió convertir estas elecciones en un referéndum sobre Europa”, analizaba el diario protestante Trouw.

Los sondeos previos a los comicios daban hasta seis eurodiputados al PVV , de los 26 con los que cuenta Holanda, por lo que, para Krouwel, durante las elecciones, una parte de sus potenciales votantes “se quedó en casa”.

“Wilders probablemente cayó en su propia trampa”, manifestó Bert van der Braak, investigador en Ciencias Políticas en la universidad de Leiden (oeste).

“Cuando sus partidarios no paran de escuchar que la UE no tiene utilidad, no hay que sorprenderse de que no vayan a votar”, añadió.

Los temas europeos interesan además poco a los electores tradicionales del PVV, más preocupados por la inmigración, indicó.

En picada. Las deserciones en el seno del PVV, como la del jefe de la formación en el Parlamento Europeo, también habrían influido “muy probablemente” en los comicios, aseguró el investigador.

Según el politólogo André Krouwel, el resultado de Wilders no supone que los ultraderechistas en el resto de Europa obtengan un mal resultado, puesto que “la dinámica es diferente tanto en Reino Unido con el UKIP como en Francia con el Frente Nacional”.

Krouwel destaca en este sentido el avance del Partido por la Independencia de Reino Unido (UKIP) en las municipales británicas, celebradas el jueves junto a las europeas. Los resultados de estas últimas se conocerán el domingo por la noche junto a los del resto de países de la UE.

Sin embargo, los partidos euroescépticos deberán luchar para motivar a sus partidarios.

“Es un electorado parecido al del PVV”, señaló Van der Braak, quien precisó que estas formaciones “deben encontrar la manera de movilizar a sus votantes”.

Es la octava vez que los europeos eligen sus representantes en el Parlamento desde que en 1979 empezaron a hacerlo.

Su entusiasmo ha ido decayendo. Si entonces votaron el 63% de los europeos con derecho a hacerlo, en el 2009 fueron el 43%.