Moscú negó haber intentado trasladar las tropas y ofrecido servicios de auxilio

 10 agosto, 2014
Esta familia cubre las ventanas de su casa que resultaron destruidas como consecuencia de un bombardeo sobre la ciudad de Donetsk, en el este ucraniano, rodeada por tropas del Gobierno de Kiev. | AFP
Esta familia cubre las ventanas de su casa que resultaron destruidas como consecuencia de un bombardeo sobre la ciudad de Donetsk, en el este ucraniano, rodeada por tropas del Gobierno de Kiev. | AFP

DONETSK. AFP y AP. Ucrania temía ayer una intervención militar rusa bajo el pretexto de una operación humanitaria en el este de su territorio, donde los combates con rebeldes prorrusos dejaron otros 13 soldados ucranianos muertos.

El viernes, Estados Unidos advirtió de que la ayuda de emergencia deben distribuirla organizaciones humanitarias y que consideraría como una invasión cualquier intento de intervención unilateral de Rusia en Ucrania.

Los combates se han intensificado en los últimos días . Donetsk, que tenía un millón de habitantes antes del conflicto, amaneció nuevamente el sábado con ruidos de explosiones y disparos.

La alcaldía indicó que un obús cayó en un edificio de la ciudad, matando a un civil.

En este contexto, Ucrania dijo que detuvo un intento de Rusia de enviar tropas al este del país con el pretexto de una misión humanitaria y que, según Kiev, buscaba provocar una extensión del conflicto.

El vicepresidente del país, Valeri Chali, acusó a Rusia el viernes por la noche de intentar el despacho de un convoy con ayuda a Ucrania escoltado por militares rusos y que alegaba contar con el acuerdo del Comité de la Cruz Roja.

En unas declaraciones a la televisión ucraniana, Chali agregó que el presidente, Petro Poroshenko, detuvo la provocación por la vía diplomática tras hablar por teléfono con el secretario de Estado norteamericano, John Kerry.

La Cruz Roja negó tener relación con un “convoy humanitario” ruso. La organización señaló que había recibido una oferta de Moscú para organizar caravanas de ayuda, pero que ninguna acción de este tipo había tenido lugar.

Respuesta rusa. Por su parte, Rusia desmintió ayer haber intentado enviar tropas a territorio ucraniano y afirmó que no planeaba ninguna acción unilateral allí, ni siquiera por motivos humanitarios.

“Nos cuesta entender a qué se refiere Ucrania. Las fuerzas rusas no intentaron en ningún momento penetrar en territorio ucraniano”, declaró el sábado a las agencias de noticias rusas el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov.

“Se necesita como mínimo un acuerdo entre las dos partes del conflicto para poder llevar ayuda a las poblaciones de Donetsk y Lugansk”, manifestó Peskov.

Cese al fuego. Debido a los fuertes ataques y la intervención de las fuerzas ucranianas en Donetsk, los insurgentes que ocuparon la ciudad dijeron estar dispuestos a aceptar un cese de fuego para evitar una catástrofe humana, según anunció ayer un jefe rebelde.

Según los separatistas, las condiciones en Donetsk, el mayor bastión de los rebeldes en el este de Ucrania, se están deteriorando.

No hubo una respuesta inmediata por parte de Kiev.