5 marzo, 2015

Donetsk, Ucrania. AFP. Los cuerpos de 17 mineros muertos en una explosión ayer en un yacimiento de Donetsk, en el este rebelde prorruso de Ucrania, fueron rescatados y seguía la búsqueda de 16 cuyas posibilidades de estar vivos son pocas.

El accidente ocurrió en la mina de Zassiadko, una de las más grandes de Ucrania, donde trabajan 10.000 empleados en la actualidad, pese a la guerra.

Antes el hallazgo de diez cuerpos había sido anunciado por las autoridades regionales leales a Ucrania y los separatistas.

“Los cuerpos de 16 mineros fueron encontrados. Actualmente son subidos a la superficie. Un cuerpo ya fue subido en la mañana”, declaró Yuliana Bedilo, portavoz de la representación local del Ministerio de Situaciones de Emergencia, que depende de los separatistas.

“La suerte de 16 hombres sigue siendo desconocida. La búsqueda sigue”, agregó.

Antes se había informado del hallazgo de nueve muertos por la explosión de metano, según la administración de la región, leal al Gobierno de Ucrania.

Según las autoridades ucranianas y los rebeldes, 230 personas se encontraban en la mina cuando ocurrió el accidente.

Un alto funcionario de la administración de la autoproclamada “república de Donetsk”, Maxime Lechchenko, había precisado con anterioridad que “198 personas fueron evacuadas”, entre ellas un muerto.

Mina
Mina

El presidente del Parlamento ucraniano dijo en un primer momento que todos los mineros habían muerto, pero horas más tarde afirmó que no se tenía certeza sobre su suerte.

El presidente del país, Petro Poroshenko, envío un mensaje de pésame a las familias de las víctimas y su vocero, Sviatoslav Tsegolko, anunció que se decretaría un día de duelo cuando se confirme el número de muertos.

“Tenemos informaciones sobre al menos 32 muertos, pero no sabemos exactamente cuántos mineros siguen en el fondo de la mina”, había declarado antes a la AFP Mykola Volynko, un dirigente sindical.

Un dirigente de otro sindicato, el de los empleados de la industria minera, dijo que “no había ninguna comunicación con las 32 personas” desaparecidas.

“Los socorristas saben que en tal situación las posibilidades de supervivencia son casi nulas”, agregó esa fuente sindical.

Los familiares de los mineros, muchos de ellos llorando, seguían llegando a los alrededores de la mina custodiada por rebeldes armados.

La mina está situada en el distrito de Kievski de la región de Donetsk, no lejos del aeropuerto, escenario de combates encarnizados desde mayo del 2014 y que pasó bajo control rebelde en enero.

Ante la entrada del yacimiento, Valentina Dziub, 72 años, espera, llorando, novedades de su hijo Vladimir, de 47 años.

“Tengo miedo que haya muerto”, expresó Valentina Dziub.

Etiquetado como: