Reconquista de región es la mayor victoria del ejército durante el conflicto

 6 julio, 2014
Tropas ucranianas mantuvieron ayer la vigilacia en un puesto de control cerca Slovyansk, Ucrania. | AP
Tropas ucranianas mantuvieron ayer la vigilacia en un puesto de control cerca Slovyansk, Ucrania. | AP

Kiev. AFP. La bandera ucraniana fue izada ayer en el ayuntamiento de Slaviansk, bastión separatista prorruso en el este del país que pasó bajo control de las fuerzas de Kiev, anunció el ministro de Defensa, Valeri Gueletei.

El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, había dado orden de afirmar simbólicamente la reconquista de esta ciudad, que podría suponer un giro en “ la operación antiterrorista ” destinada a retomar el control de las zonas separatistas de Donetsk y Lugansk.

El autoproclamado alcalde de Slaviansk confirmó que los insurgentes habían huido de la ciudad de 120.000 habitantes. Un vecino dijo por teléfono que las barricadas, en las que solía haber hombres armados, estaban abandonadas desde la mañana de ayer.

La toma de esta ciudad, en manos de los insurgentes desde el 6 de abril, es la mayor victoria del ejército ucraniano en el conflicto que dura ya tres meses y ha puesto en peligro la unidad de esta exrepública soviética.

“Antes del amanecer, los servicios de información dijeron que Guirkin (Igor Strelkov) y gran parte de los combatientes huyeron de Slaviansk, sembrando la confusión entre los pocos que se quedan”, escribió el ministro del Interior ucraniano, Arsen Avakov, en su página de Facebook.

Avakov dijo que los rebeldes huyeron hacia Gorlivka, una ciudad de 260.000 habitantes situada al sureste de Slaviansk, bajo control de la insurgencia prorrusa.

Ucrania asegura que Strelkov es un coronel del servicio de información militar ruso conocido como Departamento Central de Inteligencia, aunque el propio Strelkov como Moscú niegan este vínculo.

Los países occidentales, por su parte, consideran que el Kremlin está financiando y armando en secreto a los insurgentes para desestabilizar a los nuevos líderes proeuropeos de Kiev y que controla las regiones rusohablantes de Ucrania.

“La huida de los rebeldes ha sido una sorpresa. Nadie sabía lo que estaba pasando”, dijo por teléfono a la AFP un vecino, Kolya Cherep.

“Esta mañana vi que no había ningún combatiente ante el ayuntamiento y tampoco en las barricadas de la ciudad”, añadió.

Ataques. El nuevo jefe del Estado Mayor ucraniano, el general Viktor Mujenko, indicó que el ejército estuvo atacando a los rebeldes mientras intentaban huir de la ciudad durante la noche y destruyeron un tanque y cuatro vehículos blindados, informó el servicio de prensa de la presidencia.

“Varios grupos de los servicios de información del ejército y de la Guardia Nacional están trabajando en Slaviansk”, añadió.

“Entre las 8 y las 9 de la mañana, vi a insurgentes salir de Slaviansk a través de Kramatorsk. Decían: ‘la ciudad cayó, todo el mundo se va’”, escribió en Twitter Tania Lokchina, una observadora rusa de la ONG Human Rights Watch que está en la región.

Según la televisión rusa Rossiya 24, los insurgentes desplazaron su cuartel general de Slaviansk a Kramatorsk.

El viernes el líder militar de la autoproclamada república popular de Donetsk, Igor Strelkov, pidió ayuda a Moscú diciendo que si no se establecía una tregua, la ciudad caería en poco tiempo.

Etiquetado como: