18 marzo, 2015
Una mujer camina entre dos hombres fuertemente armados, miembros del movimiento separatista ucraniano respaldado por Rusia, en Dabáltsevo, este lunes 23 de febrero.
Una mujer camina entre dos hombres fuertemente armados, miembros del movimiento separatista ucraniano respaldado por Rusia, en Dabáltsevo, este lunes 23 de febrero.

Kiev

El primer ministro de Ucrania, Arseni Yatseniuk, anunció este miércoles que Kiev se prepara para demandar a Rusia por agresión ante el Tribunal Internacional de La Haya.

"La Fiscalía debe comenzar sin demora el proceso de imputación de Rusia por su responsabilidad en la agresión contra Ucrania en el Tribunal de La Haya", dijo Yatseniuk, citado por los medios locales, en una reunión del Gabinete.

El jefe del Gobierno indicó que el Ministerio de Asuntos Exteriores de Ucrania ya ha preparado una presentación al Tribunal Internacional de la Haya.

Agregó que por encargo del Ejecutivo, el Ministerio de Justicia solicitó un peritaje de las declaraciones del presidente ruso, Vladimir Putin, y su ministro de Defensa, Serguéi Shoigu, recogidas en un documental de la televisión rusa sobre Crimea.

"Las conclusiones el Instituto de Peritaje Judicial señalan que esas declaraciones contienen claros indicios de violaciones al derecho internacional y de impartir instrucciones directas respecto de la anexión de Crimea y de la intervención militar", dijo Yatseniuk.

En el documental de la televisión rusa, Putin afirma que ordenó la anexión de Crimea horas después de que el Parlamento ucraniano depusiera de su cargo al presidente Víktor Yanukóvich, una semana antes de que las autoridades regionales de la península se rebelaran contra Kiev y convocaran el referéndum independentista.

El presidente ruso dijo que Moscú nunca tuvo intenciones de anexionarse Crimea antes del vuelco de poder en Kiev, pero decidió garantizar a la población de Crimea la celebración de un referendo, para lo que entendió necesario desarmar a las unidades militares del Ejercito ucraniano y a las fuerzas del orden.

Y para poder bloquear y desarmar a 20.000 efectivos ucranianos, "ordené al Ministerio de Defensa enviar allí fuerzas especiales de inteligencia militar, infantería marina y paracaidistas, bajo la apariencia de unidades destinadas a reforzar la seguridad de nuestras instalaciones militares en Crimea", admitió.