2 junio, 2014

Kiev. AFP. Ucrania tendrá que lidiar esta semana con las amenazas de cortes del gas ruso y la situación de absoluta anarquía en el este separatista prorruso mientras el presidente electo Petro Poroshenco participa en varias reuniones internacionales en las que coincidirá con Barack Obama y, tal vez, con Vladimir Putin.

Para hoy está prevista en Bruselas una reunión de emergencia ya que Rusia amenaza con cortar el suministro del gas a Ucrania el martes, lo que podría afectar también a otros países europeos.

El primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, prometió ayer que Ucrania pagaría la deuda de gas que tenía con Rusia en un plazo de diez días si ambos países se ponían de acuerdo sobre los términos de un nuevo contrato.

Un militar prorruso cuando se entrenaba ayer en Donetsk, Ucrania. | AFP
Un militar prorruso cuando se entrenaba ayer en Donetsk, Ucrania. | AFP

Las conversaciones se centrarán en el precio del gas , ya que Ucrania se niega a pagar el sobrecoste, sin precedentes en Europa, que se le impuso desde que llegaron al poder los prooccidentales.

“Si Rusia no accede a un nuevo contrato, nos veremos en el tribunal de Estocolmo”, dijo Yatseniuk.

En las negociaciones del viernes en Berlín, Kiev dio un paso y anunció el pago de una parte de su deuda (786 millones de dólares del total de 3.500 millones).

Primeras acciones. Elegido el 25 de mayo con más del 54% de los votos, el multimillonario prooccidental Petro Poroshenko conocerá, incluso antes de su investidura, a varios líderes internacionales.

El miércoles el mandatario electo coincidirá en Polonia con el presidente estadounidense Barack Obama y después acudirá a la celebración del desembarco en Normandía en Francia, donde también participará su homólogo ruso Vladimir Putin.

Poroshenko aseguró que quiere dialogar con Moscú.

Etiquetado como: